sábado, 18 de abril de 2009

Crisis is over!

Si, señores, otra vez he acabado con mi crisis. Esta vez me ha hecho falta sólamente: unos minutos de charla con la Anna del pasado, es decir, vuelta a releer mis antiguos blogs y darme cuenta, gracias a Ann, de que siempre me frustro por lo mismo. Siempre tengo las mismas expectativas, siempre me autoengaño de la misma manera, las dudas siempre vienen de lo mismo. Y solo he necesitado reirme de mis ocurrencias, todas expuestas en mis ex-blogs, para percatarme de que aun soy una niña, que aunque no grite tanto como antes ni pegue portazos, ni me cierre en banda a todo lo que respire y tenga dos piernas (se me ocurren muchos chistes con lisiados y otros aun peores, pero mejor me los ahorro, los brotes de "ingenio" bizarro me los reservaré para momentos especiales) sigo cayendo en los mismos hoyos. 

El caso es que, en una de esas entradas me preguntaba de qué servía tener un blog. Pues ya lo tengo claro, en mi mente funciona como en el common law: lo que he escrito antes es un precedente de lo que vendrá en el futuro. Y no es para estancarme ni para in-evolucionar, todo lo contrario, simplemente es para que Annie de 17 años le diga a Annie de 21: "eh!! que esto ya lo hemos pasado, lo hemos superado e incluso hemos mejorado! Eres una diosa!" Y, quizá no es la solución más adecuada, pero si que es la más práctica, si tengo en cuenta que mi experiencia hace cuatro años no es la misma que la de ahora, y que poco a poco, sabré acabar con mis dudas e inseguridades cada vez más rapida y eficazmente.

Gracias a mi alter ego por esas pequeñas inyecciones de experiencia.

4 comentarios:

:: Mrs. O :: dijo...

Guau, has cogido carrerilla con esto de los blogs.
Bien, empezaré como lo hago en todas tus publicaciones, adorándote.

Ann, eres una maravilla andante con una "misteriosa y clandestina cabellera". ¿Por qué? Te diré que ojalá pudiera hacer lo que tú, aprender de nuestras vivencias. Yo, cada vez que releo la mayoría de mis blogs sufro uno de esos ataques de vergüenza que me incitan a borrar mi pasado con ese sugerente botón: "Borrar publicación".

Es otra forma de superación; me siento más grande después de destruir las pruebas de que era tan pequeña.

Me río cada vez que noto que el sentimiento que me aturde es prácticamente el mismo que tres años atrás.

Siempre te estarás superando, rara vez volvemos a ser lo que fuimos en el pasado, más que nada porque sufrimos el peso de la experiencia. Pero, ya que intentamos superarnos, no nos comparemos con lo que éramos antes, pongamos el listón más alto intentando superar a Dios (o quizás ese no sea un buen ejemplo).

Por ahora yo intento tocar mejor que Darrel (lo bueno de que esté muerto es que no va a progresar a la misma velocidad que yo, quiero decir, de tortuga), tener mejor cuerpo que Miss Universo, el coeficiente intelectual de la tal Marilyn vos Savant (cien puntos por encima mío). Y arrastrar con mis genitales un camión de 3 toneladas como hizo algún pringado que se ganó un bonito lugar en el libro Guinness de los récords.

:: Mrs. O :: dijo...

Guau, has cogido carrerilla con esto de los blogs.
Bien, empezaré como lo hago en todas tus publicaciones, adorándote.

Ann, eres una maravilla andante con una "misteriosa y clandestina cabellera". ¿Por qué? Te diré que ojalá pudiera hacer lo que tú, aprender de nuestras vivencias. Yo, cada vez que releo la mayoría de mis blogs sufro uno de esos ataques de vergüenza que me incitan a borrar mi pasado con ese sugerente botón: "Borrar publicación".

Es otra forma de superación; me siento más grande después de destruir las pruebas de que era tan pequeña.

Me río cada vez que noto que el sentimiento que me aturde es prácticamente el mismo que tres años atrás.

Siempre te estarás superando, rara vez volvemos a ser lo que fuimos en el pasado, más que nada porque sufrimos el peso de la experiencia. Pero, ya que intentamos superarnos, no nos comparemos con lo que éramos antes, pongamos el listón más alto intentando superar a Dios (o quizás ese no sea un buen ejemplo).

Por ahora yo intento tocar mejor que Darrel (lo bueno de que esté muerto es que no va a progresar a la misma velocidad que yo, quiero decir, de tortuga), tener mejor cuerpo que Miss Universo, el coeficiente intelectual de la tal Marilyn vos Savant (cien puntos por encima mío). Y arrastrar con mis genitales un camión de 3 toneladas como hizo algún pringado que se ganó un bonito lugar en el libro Guinness de los récords.

:: Mrs. O :: dijo...

¿Ahora necesito tu consentimiento para poder ver mi propio comentario? ¡Ann, NO A LA CENSURA! ¿No has visto Cecil B.Demente - Waters?

anna van anna dijo...

A veces pienso en que si me sigo superando llegará un momento en el que seré asquerosamente divina. Por eso paro, vuelvo un poco para atrás y sigo cayendo en los mismos pozos de estupidez que debería evitar para que las cosas me salieran mejor, pero supongo que eso me hace más humana.
Ann, llegará un momento en el que ya no tengas más ganas de borrar lo que escribías hace tres años. Porque yo he evolucionado también, igual que tú, y recuerdo adorar tu forma de expresarte y de ver las cosas, por muy pequeñas, prejuiciosas, pretenciosas que fueran. It's evolution baby!