viernes, 31 de julio de 2009

Bow Down... and Die

Llevo exactamente un mes en TF. Parece que llegué hace una semana, todo está yendo sobre ruedas. Leo mi anterior entrada y me doy cuenta de que he cumplido lo que he dicho (con algunos sobresaltos, pero en teoría lo he hecho, y es lo que cuenta)
He atacado cada problema de frente. Si me he encontrado con una situacion dificil, he pensado antes de actuar (y no al reves, como de costumbre), he pensado en los pros y los contras y en las consecuencias. Me siento responsable, oh, yeah!
Excepto por una cosa: mi ansiedad. Siempre he sabido que soy obsesiva y cabeza cuadrada, pero no sabia que mis niveles de ansiedad estuvieran tan altos. Tengo problemas en el estomago, entonces estoy siguiendo una estricta dieta de combinacion de alimentos que funciona de maravilla, y me deja un cuerpazo, no es por nada (esto es una estrategia de acumulacion de lectores de mi blog). Pues bien, la sigo, con muchisimo exito, durante unos dias que me dura la motivación, pero si un dia salgo y me tomo lo que sea, un helado, un paquete de galletas... algo que solo no tiene por qué hacerme nada de daño, me siento culpable y echo todo por la borda pensando que ya no tiene arreglo! Entonces, ¿que hago? Pensar: hey, ¿que daño me hara otro mas? Y obviamente ni disfruto ese alimento prohibido (no es que las cosas grasas y dulces me llamen la atención demasiado,
es el hecho de que están prohibidas y yo soy gilipollas). Lo que pasa después es que con mi debil estómago, me lleno enseguida y por la maldita ansiedad. Antes estaba escuchando woe is for you and me, de mis nuevos y amados strange boys (lo comento porque dura solo 2:12 minutos), cuando se habia acabado la canción me daba la sensación de que no la habia oido. No pasa nada, pensé. La volvi a poner, y no tuve ni la minima oportunidad de disfrutarla porque simplemente pensé que no la habia oido! Soy incapaz de disfrutar el momento, por eso estoy siempre anclada en mis recuerdos!
Y de ahi mi ansiedad, y mi sensación de vacio continuamente. Esa va a ser mi meta a largo plazo, aprender a disfrutar el momento. No tengo la necesidad de estar echando de menos Madrid ahora que estoy de vacaciones, cuando cuando llegue a Madrid empezaré a echar de menos estar asi.
Mi meta a medio plazo será seguir con mi dieta del Dr. Hay de combinación de alimentos -Toño, en septiembre no te podrás resistir a mi, yeah!; y a corto plazo, pegarle una paliza a mi madre al tenis esta tarde. Esto es vida.

1 comentario:

Anthorion dijo...

Si, si, ya veo, el cuerpazo serrano para atraer a los lectores/as (ya de todo). Encima vas haciendo spam de tu situación jamelgil... El mundo esta muy mal repartido.

Es que eres una responsable endiablada, no tienes medida, como ne te vas a poder comer algo un poco, y digo un poco, calórico. No te digo que te comas un kilo de queso (probablemente porque es más grande que tu cabeza y cadera juntas).

Respecto a tu pobre disfrute del momento... Es que a veces en 2:12 minutos no te da tiempo a quedarte con algo (imagínate un coito de 2:12... acabas antes de bajarte las bragas) Así que tienes que volver a repetir la canción (el coito no, porque es humillante) una vez más. Yo lo hago, porque estoy a muchas cosas, y como no me fijo solo en la canción pues se me pasa. Así que le doy a repeat! Lo menos la puedo oír 30 veces en una mañana, y entonces si sé que la estoy disfrutando. No es solo vivir el momento, es saber vivirlo, o poder hacerlo!

Ya, ya... Que no nos echas de menos... Al señor Rasca y al señor Pica (sigo sin saber quien es cada cual). Y respecto a poder o no resistirme... Como diría Alfo: Ya hablaremos en septiembre.