miércoles, 16 de septiembre de 2009

The loneliness of the long distance runner

Llevo un par de semanas durmiendo muy mal. Hacia muchisimo tiempo (desde 2º de bachillerato) que no dormia tan mal, despertandome en mitad de la noche, y levantandome a las 7:30 de la mañana. Estos dos ultimos dias se me ha agravado.

No sé si eso estará afectando al hecho de que ahora me encuentre tan extraña como me encuentro. Hoy he ido a comer con mi padre. Me he encontrado con un viejo amigo de la otra residencia. He hablado con mis amigos de Tenerife y los de Madrid. Y aun asi, con todo esto, me he sentido brutalmente sola. Y nunca me había dado cuenta de lo importante que es estar rodeado de gente - si la gente que me conoció con 16 años lee mi blog, sabrá que mi mantra era que la gente estaba sobrevalorada (que asco daba, no se como siempre he podido hacer tan buenos amigos como los que tengo). Hoy me despedi de mi padre y me hundi. Y como os digo, llevo mucho tiempo sin dormir, estoy cabreada y me siento impotente, asi que estoy sobreactuando, probablemente. ¿Por qué pude sobrevivir todo el año pasado sin ver a casi nadie en todo el dia y ahora me siento asi? Joder, me estoy haciendo vieja, y mis autodefensas se están cayendo, y mi poder de adaptación del que siempre he presumido (en todos los sentidos) se va. Creo que estoy susceptible y ya esta, porque me ha dolido verdaderamente la muerte de Patrick Swayze.

Supongo que tienen que haber días asi. Si ayer estaba traumatizada porque hago las cosas porque hay que hacerlas, y no porque especialmente me apetezcan; hoy no puedo levantar cabeza, por mucho que me meta en el parque de Suchil a escuchar a Bowie porque es el sitio mas familiar que conozco.

2 comentarios:

Anthorion dijo...

Animete, animete, que me marcho de madrid y se hunde el buque...
No puede ser. (prefiero pensar en eso y no en la muerte del dirty dancer, si es que... El viernes vuelve tarantino y nos permitimos el lujo de preocuparnos.)
Pero volveré (o eso creo).
De todas maneras... mucha soledad y luego... Alfanges!
Parece contraproducente. La pregunta no es que te sientes sola, si no, que: si estás donde quieres estar?
De todas maneras igual es un sindrome postvacacional, que se combate con 6 birras y panchitos japonenes...

Go, go, power anna!

anna van anna dijo...

Si si, si aun sufro de la depresion postvacacional... Ademas, me paso el año pasado tambien, los cambios bruscos me matan siempre, soy una niña de costumbres. Anyway, ya me siento mejor, me pongo paranoica muy rapido y me vuelvo loca y luego nada. Hoy vere una pelicula hiper sangrienta, me tomare una birra, jugare a la puta wii, y me wistrolare, asi podre estar a tu nivel de jamelguismo cuando llegues a the promised land.

Un abrazo, darling