martes, 22 de junio de 2010

Surprise!


THE STRANGE BOYS - Strange boys and girls club (2009)


¡Algo reciente! Y ya me tocaba ponerme sentimental...

Verano de 2009. 21 años. Conocimos este disco de casualidad, cuando yo estaba en Tenerife y Alfonso en Madrid. Nos gustaron tanto las pocas canciones que oimos de ellos que hicimos la promesa de no oirlos hasta que nos volvieramos a ver, en septiembre.

Septiembre de 2009. Madrid. Fin de exámenes, tradicional fiesta post-exámenes. Por fin podíamos escuchar el disco de los Strange Boys. No se si era la ilusión que me hacía volver a ver a Alfonso, pero el disco me pareció el mejor disco del mundo, no me podía creer que esa música se pudiera hacer en 2009. Ya los Black Lips eran demasiado mainstream para nosotros, pero Woe is you and me era algo distinto... más auténtico. Should have shot Paul suena torpe y lenta, a leñador borracho, pero realmente mola. MLKs, nuestra canción, reflejaba totalmente lo que sentía en ese momento (y eso tú no lo sabías, pero por eso es nuestra canción).
Pero nuestro idilio se vio truncado cuando en No way for a slave to behave empecé a cantar los coros mientras cocinaba. Vi que Alfonso me miraba sorprendido y me decía "¿cómo te la sabes? Has incumplido nuestra promesa". Y yo, que aparentemente ya había bebido bastante Jim Beam (y eso antes de comer), me rei nerviosamente, como cuando hago algo malo y le dije "es que tengo muy buen oido. Lo he intuido", o algo por el estilo (creo que no dije eso, me parece demasiado bien pensado para haberlo hecho sobre la marcha. Además, eso se lo copié a mi padre cuando me explicó cómo entendía todo lo que oia por el parrot del coche)

Cada vez que escucho este disco me acuerdo de ti, me acuerdo de cómo me sentía a la semana de haberte conocido, cuando pensaba que todas las particulas del universo y los dioses se habían puesto de acuerdo para que tú y yo coincidiéramos en ese momento exacto, que fue exactamente uno o dos días antes del concierto de los Buzzcocks en Madrid, que fue el 4 de marzo de 2009 (acabo de buscarlo). Me acuerdo de la sensación de aquella tarde de comunitario - en realidad no me acuerdo de casi nada de lo que pasó, pero sí de la sensación de haberte conocido de toda la vida. Ya sabes que este es mi tema de conversación preferido, "el día que Alfonso y Anna se conocieron". Y siempre lo será.

Te espero aqui dentro de ya menos de 48 horas.

3 comentarios:

Al dijo...

Que ilusión, no me esperaba esto!
Me trae muy buenos recuerdos, y aunque ya había pasado algún tiempo de conocernos cuando escuchamos por primera vez este disco a mi también me hace recordar el día en que nos conocimos.
Ya se que hemos machacado mucho el tema sobre nuestro encuentro, pero es que a mi también me encanta recordarlo porque me pareció todo tan fácil contigo, como si te conociese de siempre y eso no me ha pasado nunca ni me volverá a pasar. Recuerdo cuando nos conocimos, me sentía la persona más afortunada del mundo, y tenía la sensación de que estaríamos siempre juntos, cuando éramos sólo dos extraños. Se podría decir que el día que te conocí fue el primer día del resto de mi vida, aunque suene cursi, lo cambiaste todo, y para bien.

anna van anna dijo...

:) Recuerda esto cuando en unos dias estemos en una montaña rusa y vomite a tus pies. I wanna puke in your arms, asi sera mi cancion jeje

Piru dijo...

que pasa con este blog que no se actualiza!!!!