jueves, 2 de septiembre de 2010

Res de res

Acabo de borrar una super mega entrada porque soy tan terriblemente supersticiosa que tengo miedo de que el destino me la juegue, ahora que todo va bien.
Estoy en Madrid de nuevo, después de unas vacaciones estupendas con mi familia y mis amigos, y empieza otro año. Genial, porque lo primero que veo al pisar Madrid es al chico más guay, auténtico y perfecto del mundo (y es mio, zorris), y por esta razón la depresión post-vacacional está siendo leve, a pesar de que mañana tenga un examen (y luego otros dos más) y eche de menos a mi gente (Carlos, eres insustituible y te quiero, ya lo sabes)

Hasta pronto, TF

1 comentario:

Al dijo...

Lo primero que ves al pisar Madrid es al chico más guay, auténtico y perfecto del mundo? Creía que te había ido a recoger yo! jejeje Lo que si me encontré yo fue a la chica más perfecta a la que me voy a pegar como una chicle a una zapatilla y no te voy a soltar... bueno si, te dejo ir al baño sola. Te quiero Vananna.