jueves, 30 de abril de 2009

You get what you deserve

Tuesday, September 30, 2008 You get what you deserve 
Current mood: surprised 
Category: Blogging

Hace mas de ocho meses que publiqué una entrada con el mismo titulo en el blog de myspace. Es que cuando recurro a esta canción, es cuando la vida me sonríe, cuando la suerte está de mi lado en todos los aspectos. Porque a veces, tengo rachas de muy buena suerte, pero tanta que es casi siempre desmerecida. Y es que, desde haber hecho el examen en el que menos he estudiado de todo el cuatrimestre y sacar el primer 10 en los tres años de carrera que llevo, sentir todo el aprecio y amor que mis padres y mi hermano me podrían dar y que tanto necesito (quizás lo que más) para sobrellevar mi vida; darme cuenta que no estoy en absoluto sola y que no necesito más amigos que los que tengo, entre otras cosas, me siento completamente llena.

Llena de ego, de buen humor, tengo el autoestima por las nubes y soy capaz de afrontar cualquier cosa ahora mismo. No es que tiente a la suerte, sino que no me da miedo, lo tengo todo. Y mi punto debil es la autoestima: si tengo la sensación de que soy la persona que realmente quiero ser y me adoro, todo va sobre ruedas. Y nada hace depender más a mi autoestima que el "te quiero" de mi madre, o el "ojala estuvieras aqui para echarnos unas garimbas" de mi hermano, o la comida rápida cada dos semanas con mi padre en Vips o en el restaurante de La Garena de costumbre, o que mi tia me recuerde que mi humor es legitimamente heredado de mi padre. La familia es la familia, amigos, y yo me moriría sin la mia.

Y el You get what you deserve de Big Star... Oh Alex Chilton, cuantisimo te adoro, me casaría contigo sin proponermelo por muy cascado que diga Alvarito que estás, por mucho que no hayas pasado por Madrid en la ultima gira. Y por mucho de que, siga sintiendo que cuanto menos lo merezco, mejor me van las cosas. Soy una maldita ególatra chula y vaga, y ahora mismo soy Dios.

Ann y Jose, dentro de poco tenemos un tema pendiente... garimbas + playa, no digo mas, y con eso ya soy feliz. Os adoro.

(Escuchando: The Scruffs)

domingo, 26 de abril de 2009

Trapped in a basement

Lo primero, estoy muy decepcionada conmigo misma y con Alex Chilton. Con Alex Chilton porque Big Star es uno de mis grupos preferidos y van en dos dias a Malaga y no a Madrid. Y conmigo misma por ser incapaz de preparar con tiempo un viaje a Malaga para no sentirme profundamente arrepentida en el futuro por no haberlos visto.

Llevo una semana extrañisima. Por momentos, he estado tan agotada que he tenido la sensación de no estar viviendo mi vida y de estar fuertemente embrujada por el disco nuevo de los Black Lips: bien, ha sido asi, he tenido una fuerte personality crisis y me he sentido como con 16 años, tal y como describia un critico a los seguidores de los black lips: cabreados con el mundo, encerrados wall-to-wall continuamente y sin fe en nada. Y cuando llegaba a Drugs, mi canción preferida del disco, cada vez que la escuchaba me sentía feliz, imaginandome en ese Plymouth Barracuda y alguien cantandome con voz de borracho acabado "we'll laugh about this tomorrow, cause times like these I hope will follow!" Con qué facilidad puedo llegar a estar contenta durante un rato... Joder, ojala los Black Lips no fueran tan punks y sus canciones duraran solo dos minutos.

Ayer sali sin pensarlo por la tarde, sin plan, sin rumbo. Sali de Recoletos y me recorri el paseo del Prado, quedé espontaneamente con una amiga en Huertas, y mas tarde me fui a ver a otros en Sol. Es lo que necesitaba, ya tengo más que claro que lo que realmente me mata es el no hacer nada, todavia me acuerdo cuando mi profe de religión del cole decia que la felicidad se alcanza cuando "se consigue estabilidad, equilibrio, cuando estás en un barco al sol en un rio que no se mueve" NO!!! Eso es mentira!!! Es una de las razones por las que amo Madrid, por las que quiero vivir aqui toda mi vida: NUNCA está quieta. Adoro los domingos por la mañana en la ciudad, esas costumbres que mis padres me han inculcado desde pequeña: el aprovechar todas las mañanas levantándose temprano y salir, salir, nunca perder el tiempo. Porque cuando realmente me agobio es cuando no hago nada, incluso ir a clase, hacer algun recado en la ciudad, supone un cambio, un cambio que YO provoco, que no estoy obligada a asumir pero que lo hago porque me obliga a evitar esa estaticidad que tanto me destruye.

Y mirad que me gusta disfrutar de mi vagancia en ocasiones... cuando acabo algun examen y el dia siguiente quiero pasarlo delante del ordenador y viendo películas, o simplemente haciendo el tonto con alguien. Y también es cierto que cada vez me cuesta mas salir por la noche, que necesito un impulso muy grande y que me lleven de la manita, pero es que después de tantas decepciones nocturnas y acabar más harta y arrepintiendome de no haberme quedado en casa, no caeré mas en la misma piedra HASTA que realmente me apetezca coger tres buhos a las 3 de la mañana para llegar a las 5 a casa.

Pero bueno. Esta semana he tenido un exámen que me daba exactamente igual suspender o aprobar, no estudié tanto como para los otros y me salio mejor que los demás, es de coña porque siempre me pasa lo mismo. Y, hoy nada mas levantarme, he leido un comentario cuya espontaneidad ha hecho que soltara una gran risa, gracias Jose por escribirme borracho.

"¿Sabes lo que es un fuera de juego? Yo no, tiene algo que ver con lineas imaginarias"

martes, 21 de abril de 2009

200 thousand miles

Antes de SS me compré un disco de los Black Lips. Recé porque los 13 € que me costó merecieran la pena, y al escucharlo por primera vez, con alguna cerveza de más quizá, pensé que no era nada del otro mundo. Pero esta semana, le he dado otra oportunidad, y me encontré con un libreto oculto con un texto que hizo que, mientras escuchaba el disco, los Black Lips se consolidaran como mi grupo preferido. AVISO LECTORES, esto que vais a ver aqui abajo es lo más parecido a mi estado ahora mismo. Ni yo misma lo habría expresado mejor.

200 Million Thousand

What do you do when your sixteen and in deep shit? You're looking out at the world from the strip-mall and the detention hall, from the basement and the cul-de-sac and it just looks like there is a wall around you. Everybody tells you and your friends that you're going nowhere, that your lives are already ruined. What the fuck do you do?

You hang around and smash stuff and get high and try to be a bad-ass, that's what you do. You steal and drink and smash up the car your mom gave you and pull your pee-pee out in public. You work at sandwich shops and fast-food joints and try to screw private school girls because they think your tough and the girls at your school think your gay because you pretended to give your friend a blowjob at the junior prom. You fuck it all up as ugly and as dirty as you can because, why the fuck not?

Your parents and teachers and sandwich-shop supervisors look at you and think, "What happened to the kid? He has all the advantages in the world and he has chucked it all in the shitter. Doesn't he believe in the inherent goodness of our enlightened society? Doesn't he believe in any thing at all?"

It is this question, the question of belief, nay, the question of faith, that is the crux of the matter. It is this question that was asked of the Black Lips. And the Black Lips have answered it. They have answered it in their songs and in their actions. They have answered it for every shit-assed, burned-out brat that staggers out of the suburbs. They have answered it resoundingly and continue to answer it.

"Where is their answer?" you may ask. Do those psychedelic swamp guitar drones bear witness to a faith of some kind? Does the quasi-violent sexual comedy of their stage show underscore a deeply held belief system? Does their commingling of Deep South, big-tent revival rhetoric with hoary-throated, drug-haze mumble truly mean anything, to them or to anyone else?

You bet your ass it means something to them. How would they have persevered through all the drudgery and threats of doom if it didn't mean a goddamn thing to them? Their adversaries have been formidable and numerous, and they have bested them all. Why, even in their earliest days, death itself reared its ugly head to attempt to halt their progress, and was dismissed directly. How, without faith, could the Black Lips have carried their message forth into the four corners of the earth?

And so, on the eve of the release of their fifth album, the faith abides stronger than ever. A host of influences have passed through their gullet and provided the sustenance to keep their faith alive. The dusts of a southern back road and the big-city gutter puke crackle in the grooves of this record as it did in the previous ones. The shouts and moans and static continue to bear witness.

"But faith in what?" the fathers, mayors and captains of industry might continue to ask. Well, if you've never been one of those shit-assed brats looking out into a world you were already excluded from, a world that sickened you, but for which there was no alternative, then you may not understand. But, through the eyes of one whom, like them, was a go-nowhere from the get-go, the Black Lips represent the faith that it takes to reject that world of sterile, futile, servile, silliness and forge your own world based on bravery and bad-ass-ness. They have carried to fruition the plan that has been hatched, and will continue to be hatched in the minds of dizzy, dumb and desperate youth the world over. Now they carry their message of faith to the world. FEAR NOT! BE BRAVE AND TAKE HEART! THE WORLD IS YOURS IF YOU ACCEPT THE POWER OF FAITH!!!

(As I record these words a purple and orange fog engulfs the bay below me. The gin gimlets glide down my throat and I ponder the freedom that I, myself, have wrenched from the 'enlightened society' that once oppressed me. It is good and right that we should live free. I know this, the Black Lips know this, and the gulls in the bay below know this. Take this knowledge and go in faith.)

Baby Gusty
Accra, Ghana
December, 2008

sábado, 18 de abril de 2009

Crisis is over!

Si, señores, otra vez he acabado con mi crisis. Esta vez me ha hecho falta sólamente: unos minutos de charla con la Anna del pasado, es decir, vuelta a releer mis antiguos blogs y darme cuenta, gracias a Ann, de que siempre me frustro por lo mismo. Siempre tengo las mismas expectativas, siempre me autoengaño de la misma manera, las dudas siempre vienen de lo mismo. Y solo he necesitado reirme de mis ocurrencias, todas expuestas en mis ex-blogs, para percatarme de que aun soy una niña, que aunque no grite tanto como antes ni pegue portazos, ni me cierre en banda a todo lo que respire y tenga dos piernas (se me ocurren muchos chistes con lisiados y otros aun peores, pero mejor me los ahorro, los brotes de "ingenio" bizarro me los reservaré para momentos especiales) sigo cayendo en los mismos hoyos. 

El caso es que, en una de esas entradas me preguntaba de qué servía tener un blog. Pues ya lo tengo claro, en mi mente funciona como en el common law: lo que he escrito antes es un precedente de lo que vendrá en el futuro. Y no es para estancarme ni para in-evolucionar, todo lo contrario, simplemente es para que Annie de 17 años le diga a Annie de 21: "eh!! que esto ya lo hemos pasado, lo hemos superado e incluso hemos mejorado! Eres una diosa!" Y, quizá no es la solución más adecuada, pero si que es la más práctica, si tengo en cuenta que mi experiencia hace cuatro años no es la misma que la de ahora, y que poco a poco, sabré acabar con mis dudas e inseguridades cada vez más rapida y eficazmente.

Gracias a mi alter ego por esas pequeñas inyecciones de experiencia.

jueves, 9 de abril de 2009

Take it (not) easy!

Sigo en mi periodo de crisis: cada dia tengo una serie divagaciones sobre un mismo tema asaltan mi cabeza, hoy le ha tocado a la simplicidad.

Si hubiera que poner tags sobre características o cualidades a las personas antes de conocerlas (que sencillo sería todo si lo supieramos de antemano!), yo me pondría, entre otros que no proceden como nerviosa e impaciente, el de simple y sencilla. Esto es, exceptuando otros no tan objetivos como divina e indestructible, claro está - poner estos tags me convertiría en una inconsecuente, otra cualidad que detesto de una manera brutal, pero ya hablaré de esto en otro momento.

Y estas cualidades, ¡hacen tan sencilla la vida! Porque, cuántos problemas nos ahorraríamos si no existieran las metáforas! Mi problema con las metáforas viene desde que era pequeña hasta ahora (mi madre siempre me dijo que era demasiado literal, lo que ella ve como un problema) Porque un símil sirve para ejemplificar algo que no se ha entendido de otra manera, pero una metáfora solo sirve para adornar. Para disfrazar una realidad, para decir cosas de maneras que no se dicen clara y directamente, ya sea por miedo, o simplemente para hacerse los guays. Y siempre me han resultado absurdos los adornos innecesarios.

Me gustan las explicaciones claras, concisas y simples. Me gusta la música que con tres acordes y dos frases puede llegar a hacerme llorar -ya todos saben que soy una punk de mierda, para colmo toco el bajo-. Me gustan las peliculas que se preocupan por exponer un tema sin dar rodeos, sin metáforas (te odio David Lynch), sin divagaciones rocambolescas y en muchisisisisisisimos casos (hola Godard) inentendibles. ¿Para qué sirve eso? Pretenciosidad, excentricidad y intelectualismo - lo que lleva a clasismo. Pero me estoy yendo por las ramas.

El caso es, si mi ideal de personalidad y de forma de ser es tan sencillo y simple, ¿por qué mi cerebro no puede actuar igual? Quiero decir, mi forma de hacer las cosas es tal y como lo he dicho, no soy inconsecuente con ello excepto con mi forma de pensar las cosas. Le doy tres mil vueltas a cualquier minima cosa y siempre hay tres mil posibilidades de interpretar una señal, una mirada, un comentario, la manera en que concurren las situaciones. Y este es mi mayor problema, no se como solucionar mis terribles dudas.

But right now I'll just sit here so contentedly and watch the river flow...

domingo, 5 de abril de 2009

Ultimamente estoy idiota. Llevo unas semanas en las que todo lo hago mal, pienso demasiado las cosas, le doy mucha importancia a tonterías. Soy pesimista hasta la médula, y encima soy incapaz de tomar una decisión sin ayuda. Y además, quizá algo me hace sentirme feliz y enseguida mil dudas me asaltan la cabeza y ese algo se desvanece, me paso todo el dia intentando autoconvencerme de que nada sale bien.

Y además, me cuesta muchisimo entenderme, saber lo que quiero. Siento que he perdido las facultades de comunicación y que ya no soy graciosa anymore (Ann, lo siento, no quiero defraudarte pero debe de ser la primavera...) Y encima no se por qué recurro al blog (normalmente era el esflog mi rincón del deshaucio abismal, como cariñosamente lo llamaba...) 

Pero, ¿por qué? Si soy la persona mas arrogante del planeta, si mi autoconfianza llegaba a las nubes.

Van anna está perdiendo facultades, queridos.