viernes, 10 de diciembre de 2010

Mary Mary, so contrary

Me falta mencionar algo sobre mi época de rock progresivo a muerte, y como siempre empiezo por el final, ¿cómo no iba a ser así en esta ocasión? El kraut rock, o la versión más experimental del rock progresivo, marcó el fin de una era y el comienzo de mi etapa más divertida y fructífera: el post punk.

No me acuerdo muy bien por qué empecé a escuchar una música tan experimental, porque normalmente solía rechazarla. Por entonces yo había pasado una época de rock progresivo muy, muy larga (ahora empiezo a recordar). Pasé por un breve periodo psicodélico y luego más metalero, pero después volví a escuchar rock progresivo, pero desde otro angulo.

La locura empezó con esto:



CAN - Tago Mago (1971)

Cuando conocí a Can estaba en 2º de bachillerato y no podía interesarme menos el colegio y la futura carrera que iba a estudiar. El salto del rock progresivo clásico a Can no fue dificil, no me acuerdo de como los descubrí (en algun punto entre Mike Patton y Marillion), pero me encantaron enseguida. Ese grupo alemán cuyo cantante era japonés. Sólo podía describirlos como extraños. ODIABA la batería al principio, después acabó gustándome ese rollo indiferente que me transmitía. Las canciones eran largas y a cual más raras, y digo que es rock progresivo porque he oido de toda la vida que lo son, claro que dentro de ese cajón de sastre...
Tuve que escucharlo unas mil millones de veces porque no le pillaba el truco pero no podía dejar de oirlo. Sonaban a lluvia, no sé por qué.
Ojalá pudiera decir algo más técnico del disco pero ya sabeis que estoy bastante limitada y sólo puedo hablar con mi fibra sensible.

He escuchado otros discos de Can, menos experimentales y más digeribles, quizá de ellos podría decir algo más, como el Monster Movie (1969), que sonaba algo más convencional y bastante psicodélico. De hecho, me atrevería a dejarle este disco a Alfonso ;) o el Soundtracks (1970) que por cierto, el Soundtracks tiene una de mis canciones preferidas, Tango Whiskyman. Ambos discos son impresionantes, tienen el sonido característico de Can y quizá habría sido más conveniente que empezara por el primer plato en vez de por el postre, pero después de todo lo que había leido tenía que escuchar el Tago Mago.

Es verdad que me duró poco esto, porque el resto de grupos que escuché eran o demasiado aburridos (faust, neu) o demasiado electrónicos (kraftwerk). Y por eso no tardé mucho en empezar a escuchar post punk, pero esa será otra historia!

martes, 9 de noviembre de 2010

breakdown 1, 2, 3!

Acabo de venir de correr, y ahora que es un privilegio sacar tiempo para ir al gimnasio, lo aprecio aun más. Creo que hay pocas sensaciones tan buenas para mi como gastar la barra de energía, sentir que el corazón va a 160rpm, no pensar en nada - a no ser que me de por pensar en escribir, como hoy, por ejemplo. Hacer deporte aclara mis ideas y me hace sentir bien, por no mencionar que me hace valorar realmente lo bien que sienta descansar.
Pero para empezar a sentir eso necesito motivarme, y no hay nada mejor para motivarme que la música. Y concretamente... los buzzcocks!




No se si he contado alguna vez que tuve una epoca de rock progresivo a muerte. Por entonces repudiaba todo lo que tuviera que ver con el punk: ni los ramones, ni los clash, ni los buzzcocks, ni (insert band here). Poco a poco me fui "reformando", extrañamente conocí el post-punk y el new wave, y luego empezó a gustarme el power pop (mucho mucho muchisimo), y finalmente el punk, a regañadientes, eso si (esta extraña evolución tiene sentido en realidad, alguna vez contaré por qué sucedió todo asi).

A los buzzcocks los conocí bastante tarde, después de mi incursión en el power pop. Escuchaba cosas modernas como los Black Lips, a Jay Reatard, o a Gentleman Jesse and his men y, como esas niñas que empiezan a descargarse I love rock and roll porque escuchan la versión de Britney Spears, acabé descubriendo a los Buzzcocks. Escuché unas cuantas canciones porque mi amigo Dani me dijo que iban a venir a Madrid... con una semana de antelación.

Un día antes o un día después del concierto conocí a Alfonso y a Toño en clase. Y Alfonso me habló del concierto de los Buzzcocks al que podíamos haber ido y no fuimos porque no teníamos a nadie con quien ir (maldito destino... si nos hubieramos conocido una semana antes!). Poco después me pasó casi todos sus discos (casi todos incompletos, por cierto) y los escuchaba en el gimnasio, igual que ahora. Y hasta ahora, no ha habido un grupo que me motive a acelerar tanto como los Buzzcocks.

Y ahora, hablando un poco de su música, me encanta me encanta me encanta el Time's Up y correr mientras canto mentalmente Boredom... inconscientemente me sale esa canción en ese punto del trayecto en el que estoy terriblemente aburrida. Mi canción preferida es I don't mind (y creo que la de Alfonso también), y si no, al menos me recuerda muchísimo a él.
Musicalmente me parecen que tienen algo muy diferente a los otros grupos del estilo que he escuchado. Sin conocer mucho punk, les veo un toque más perverso y algo especial que les hace más innovadores, y no tan coñazo como me imaginaba que iba a ser el punk. No sé si me estoy volviendo loca pero escuchando el solo de sixteen again me ha parecido que estaba escuchando a Can (quitando la base punk desquiciada).

En fin, no sé si les haría mucha ilusión a los Buzzcocks que les utilice para motivarme en el gimnasio y no para emborracharme en una fiesta o en un bar punk, pero si tuviera la oportunidad, les preguntaría!

lunes, 1 de noviembre de 2010

How I met Neil Young (part II)

He decidido empezar, en lo de Neil Young, con Buffalo Springfield. Por varias razones: porque fue uno de sus primeros grupos, porque conozco casi todas sus canciones, y porque curiosamente, aun sin saber el nombre del grupo, fue el primero que conocí de él.


Buffalo Springfield - Buffalo Springfield (1966)



La primera canción que conocí fue gracias a mi tio Luis. Poco después de haber llegado de Barcelona, mi tio tenía todos los discos en casa de mis abuelos, y él nos grabó a mi hermano y a mi la banda sonora de Forrest Gump en cassette, y nos encantaba. Hubo una época en la que sólo se oia en el coche esta cinta y la del Rubber Soul.
Pues bien, la banda sonora de Forrest Gump era la leche (me ha dado ganas de escucharla, asi que la buscaré), y creo recordar que For What It's Worth, de Buffalo, era la primera canción de la cara B. Tengo que reconocer que no era de mis preferidas, pero era perfecta para los road trips.

Años después descubrí al grupo, después de una terrible fiebre Neil Young y porque entonces (antes de hacer la selectividad, en 2006), estaba alucinando con Chocolate Watchband - esto me ha venido a la mente de repente, es la leche, y gracias a que estuve esta mañana leyendo un blog antiguo. Y Chocolate Watchband tenía una versión (cómo no) de Hot Dusty Roads. Yo no sabía que era de Buffalo Springfield y quería escucharlos, asi que acabé bajándome el disco del que se supone que iba a hablar hoy y he acabado contando una batallita.

Bueno, por fin tenía el disco, y resulta que estaba descubriendo uno de mis discos preferidos sin querer. Me recordaban a los Byrds pero menos inocentes, más americanos, más folk... sea lo que sea que significa eso. Pero también tenían un toque country, como en Go and say goodbye. Es un disco redondo, de verdad. Flying on the ground is wrong es una de las canciones más bonitas que he oido en mi vida, y do I have to come right out and say it (bueno, estas dos son las canciones más ñoñas del disco, soy una cursi), PERO! leave es la leche también y no es nada ñoña, la guitarra es genial (tenía que ser Stills, ya se le vería después en Crosby, Stills and Nash).


Como apunte final, en este grupo también tocó Stephen Stills, compañero después en Crosby, Stills, Nash & Young. Lo que más me alucina de estas cuatro personas es que cada grupo que tuvieron fue increible, asi como sus carreras en solitario (al menos la de Young y la de Nash, que son las que conozco. También dicen que Stills era un fiera, pero no lo he escuchado aun).


Me gustaría tener más palabras para explicar lo mucho que me gusta este disco, pero a la hora de comentarlos, normalmente puedo hablar de forma "técnica" relacionándolo con otras cosas que conozco, asi que perdón por mis expresiones y descripciones musicales tan poco precisas. Ire mejorando con el tiempo, supongo que con treinta años dejaré de decir por fin "alucinante", "acojonante", y cosas por el estilo!

domingo, 24 de octubre de 2010

It's a do or die for

Hago una parada en mi plan Neil Young para hablar de Love, no lo he podido evitar al verlo en el itunes.


Love - four sail (1969)




Four Sail, de los discos de Love, es quizás el menos que me gusta. Aun gustándome muchísimo, y teniendo canciones increíbles, me parece que tiene muchos altibajos, y canciones muy muy buenas al lado de otras normales.
Pero bueno, comento este disco porque al escucharlo, por un momento me vinieron a la mente recuerdos de cuando lo escuchaba sin parar: justo antes de acabar mi primer año de carrera (2007), yo yendo a la autoescuela desde mi casa caminando. El trayecto era siempre el mismo: salía de mi casa temprano, pillaba a Roque de paso que me esperaba en la subida de la calle de su urbanización que nos quedaba de paso, y ibamos a la autoescuela. Ahora no me acuerdo si ibamos a hacer el teórico o el práctico... pero esto fue constante durante unas semanas. Y yo solía escuchar el Four Sail por el camino, con mi mp3 negro y un hombrecito bailando en la pantalla, lo recuerdo perfectamente. El Four Sail y a Gerry and the Pacemakers, yo andaba musicalmente en la transición de la British Invasion a los Nuggets, mientras me sacaba el odioso carnet de conducir.

Cada vez que escucho Dream, o Singing Cowboy me acuerdo del carnet. No lo puedo evitar, y es una mierda.

También relaciono este disco con el GTA San Andreas, debe ser que CJ me recordaba a Arthur Lee - no, fuera de bromas, me estaba pasando el San Andreas por segunda vez mientras me sacaba el práctico. Y solía jugar en plan "ciudadano modelo", es decir: respetando los semáforos en rojo de San Fierro, adelantando por la izquierda y no por la derecha, no persiguiendo a los hillbillys de los bosques... Y aun así, no pude evitar hacer un stop a medias en mi examen y suspender.

Creo que es de los discos que más recuerdos me trae, es impresionante. Supongo que no sería una epoca muy buena, por las sensaciones que me vienen. Carnet, universidad, la decepción de la carrera, todos mis amigos fuera...
Menos mal que era el peor disco de Love, porque he guardado el resto para los mejores recuerdos.

viernes, 22 de octubre de 2010

How I met Neil Young (part I)

Hace unas semanas, mi amigo Pablo me sugirió que hiciera un post sobre Neil Young. Como no puedo disimular muy bien lo orgullosa que estaba de recibir mi primera petición, enseguida me puse a pensar sobre cómo hacerlo, y acabó siendo más complicado de lo que me esperaba.
Y tanta complicación viene por una sencilla razón: todos los grupos que yo conozco en los que ha estado Neil Young, por no mencionar su carrera en solitario y sus colaboraciones, me gustan. Y son muchos!

Asi que para empezar, tengo que contar cómo conocí a Neil Young.
Como muchas historias que ya he contado y me quedan por contar, esta empieza por mi padre. En mi casa hay varias cosas que son intocables: la trilogía del Padrino, el CD Tenerife y The Last Waltz. The Last Waltz, el concierto de despedida de The Band, en el que tocaban Bob Dylan, Joni Mitchell, Dr John... el que dirigió Scorsese (como siempre cuento orgullosa, aquel por el que dejó colgado a De Niro y a la producción entera de Taxi Driver hasta que terminó de grabar el concierto). Recuerdo estar viendo The Last Waltz, y le tocaba a Neil Young. Esta fue la primera imagen suya que vi


Helpless, con Joni Mitchell

Y lo único que recuerdo es que mi padre nos contó a mi hermano y a mi que este tipo solía irse de gira por Estados Unidos en un coche fúnebre. Y asi conocí a Neil Young.

Probablemente la primera canción que oi de Neil Young fue Teach your children, que en realidad era de Crosby, Stills, Nash & Young, y a mis padres les encantaba.

Bueno, Neil Young ha pasado por grupazos como Buffalo Springfield, Crosby, Stills, Nash & Young, y the Squires (de estos sólo he escuchado un par de canciones que molan bastante, pero no los conozco nada). Y me acabo de dar cuenta de que con cada uno de ellos, además de los discos en solitario, tengo una historia diferente, algo especial, asi que ire poco a poco y por partes. Prepárense!

miércoles, 6 de octubre de 2010

Badlands

Odio convertir mi blog en un sitio donde lloriquear, pero no sé muy bien por qué tengo la necesidad de poner por escrito este tipo de cosas. Y encima públicamente. Creo que al hacerlo me comprometo más a ser consecuente con lo que realmente pienso y digo que voy a hacer, o que, como dijo Toño en una de sus entradas, en realidad es ego puro. O que en el fondo, en lo más profundo de mi ser, me apetece que la gente sepa lo que pienso realmente.

En días como hoy me doy cuenta de lo terriblemente inconsecuente que soy. La mayoría de las cosas que digo que voy a hacer se quedan en eso: proyectos que nunca se llevan a cabo. Asi como, al mismo tiempo que digo que hay que solucionar los problemas cuando estos surgen y no quedarse callado y decirlos dentro de un mes (o no decirlos nunca, directamente), me veo castigando a la otra persona callándome y mirando de reojo (muy típico de mi, me estoy ya imaginando mi cara de superioridad y la sonrisa de mona lisa a Alfonso porque me ha dicho algo que no me ha gustado)
He dicho que soy inconsecuente por no decir hipócrita. Todavía recuerdo cuando le dije, hace años, a mi hermano, que fumar era de ineptos y que jamás en mi vida lo probaría. También recuerdo haber criticado a criticones. Y a los típicos que bebían mucho cuando salían y le fastidiaban la fiesta a sus colegas, y horas después haber acabado haciendo volver a mis amigos Fadua y Rober a su casa conmigo porque, por decirlo de un modo suave, "me sentía indispuesta".

Sé que en algunos casos esto es normal, que todo el mundo dice "de esta agua no beberé" y al final... Pero en mi caso, para mi, es preocupante y fastidiante. Verme en el mismo punto que hace cuatro años, y pensando igual, e ideando (lo hago subconscientemente, esto es lo unico que diré en mi defensa) venganzas a supuestas ofensas que, probablemente, ni siquiera hayan sido hechas para ofender. Asi que al resto de las cosas que me he llamado, tendré que añadir lo de susceptible.

Qué desastre de blog.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Trainwreck

Ultimamente estoy un poco suave. Suave en el sentido de sensiblona. Por eso hoy les presento...


Bob Dylan - Blonde on blonde (1966)




En realidad, si voy atrás en el tiempo y pienso en Bob Dylan, recuerdo sólo momentos tristes, depresivos. Sobre todo tiempos de insomnio, como ahora.
Cuando estaba terminando el colegio, meses antes de hacer la PAU, hubo una época en la que no me dormía NUNCA hasta por lo menos las 3 o 4 de la mañana. 2006, cuando cumpli los dieciocho años, fue mi segundo año más loco y extraño. No dormía por la noche, llegaba del cole a las dos, veía un poco la tele, y me acostaba en mi cama mientras oia Bob Dylan hasta las 6 o 7 de la tarde. Recuerdo que fue un mes o así bastante triste, y eso que tenía a mis amigos, salíamos todos los fines de semana religiosamente y me divertía, pero yo simplemente estaba descontenta. Igual que ahora.
Nirvana decían en Frances farmer will have her revenge in Seattle: "I miss the comfort in being sad". Pues bien, yo también, cuando estoy triste quiero sentirme hundida de verdad, escuchar música que me hunda aun más y llegar a lo más hondo. No sé por qué, supongo que será para después salir adelante, porque siempre se sale adelante y eso es indiscutible. Pero, Dios, si yo me empeño en estar triste, ya puedo sacar un ocho en procesal, o ganar mil euros en la quiniela, que voy a seguir pensando en que todo es una mierda.

Siempre crei en la idea de que era malo hacer saber a los demás que no estás pasándolo bien, y eso pensé hasta que "aprendí", no sé si para bien o para mal, que estar con gente ayuda a no pasarlo tan mal. O al menos contarle a alguien por lo que estás pasando, por eso puede que esté manchando mi blog con esta mierda de reflexión.
Y lo que me pasa ahora, lo que de verdad me pasa es que es septiembre, y acabo de llegar desde mi casa, con mi cuarto color rosa y lleno de fotos y discos, al cuarto color nada y medio vacío; he pasado de no parar de oir y ver a mi gente a estar completamente sola, y además, no puedo decir lo que digo siempre que vengo a Madrid (porque aunque hoy esté asi, me encanta vivir en Madrid), que es que cambio cosas buenas de Tenerife por cosas buenas de Madrid. Porque estoy en exámenes y no es divertido, y porque intento pasar la mayor parte fuera de aqui para no trabarme aun mas. Es una mierda.

Y aunque tenga momentos de euforia y piense que esto es como un precio que hay que pagar para lo bueno que viene después, no hay premio futuro que valga ahora, porque lo cierto es que 24 horas pueden hacerse eternas si todo parece que viene contra mi, y no hago nada para remediarlo.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Road Trips

The Eagles - Hotel California (1976)






El disco de hoy, junto al Rubber Soul y el Wish you were here, es quizá uno de los primeros discos que memoricé durante mi infancia. Este disco refleja prácticamente la mayoría de los road trips que hice con mi familia.
Todo el mundo ha escuchado la canción Hotel California, normal: es brutal. Llevo oyendolo tanto tiempo que es como si hubiera nacido con él, pero lo cierto es que cuando los road trips acabaron y ya nos hacíamos mayores, retomé a los Eagles, y me di cuenta de que un buen disco era, pero tambien descubri los grandes bajones de intensidad que tenía. Cosas de las que no me daba cuenta con diez años, porque me eclipsaban Hotel California, New kid in Town y The Last Resort. Además, la sensación de tranquilidad que me daba estar en el coche con mi familia. En muchas ocasiones ibamos por sitios peligrosos, mis oidos sufrían los cambios de presión y tenía vértigo, pero me daba igual: yo sabía que con mi papi al volante no iba a pasar nada. Asi que simplemente me ponía cómoda, miraba por la ventana, y escuchaba en silencio a los Eagles.
Me encantaría volver a tener esa sensación de seguridad, de protección. Con el tiempo, me han empezado a dar mucho más miedo los coches y mi vértigo se ha agravado. Y no sólo eso, ahora "revisitando" el Hotel California, me doy cuenta de que no es un disco tan tan tan tan bueno como pensaba de pequeña, cuando Wasted Time casi me hacía llorar.

(Aun así, si mi hermano algun día llegara a leer esto, que quede claro que me encantan los Eagles y me siguen gustando, pero ya no es lo que era antes. Ojalá)

viernes, 3 de septiembre de 2010

out of my head!

No poder dormir es una putada. Más alla de las causas por las que no pueda dormir, lo cierto es que no puedo, como suelo hacer, culpar constantemente a los cambios, porque he tenido epocas de insomnio desde hace bastantes años, incluso cuando estaba en mi habitación y en mi cama de siempre, y tenía que levantarme a las siete de la mañana para ir al colegio.
El caso es que es una putada. Anoche no pude dormirme hasta más de las cuatro, habiéndome levantado el día anterior a las ocho de la mañana para estudiar. Hoy, después de todo el cansancio acumulado y haber dormido cinco horas, sigo igual.
Lo peor de todo esto es que si no duermo al menos seis horas, al día siguiente estoy derrotada: irritable, triste, no me puedo concentrar... imagina esto en epoca de exámenes.
He probado de todo: he hecho un examen, he estudiado, me he machacado en el gimnasio y nada. Tengo una sensación de cansancio horrible, que no me deja aprovechar ese tiempo de más que se supone que tengo a mi favor, lo cual es MUY frustrante.
Lo peor de todo esto es que en realidad me gustaría ser una persona de día, no me gusta estar despierta por la noche, ¿para qué? Me gusta despertarme temprano, desayunar, aprovechar la luz natural al máximo posible, pero está visto que es imposible.

Parece ser que el jet lag me está dando duro esta vez...

http://annavananna.blogspot.com/2009/05/im-so-tired-i-havent-slept-wink-im-so.html

jueves, 2 de septiembre de 2010

Res de res

Acabo de borrar una super mega entrada porque soy tan terriblemente supersticiosa que tengo miedo de que el destino me la juegue, ahora que todo va bien.
Estoy en Madrid de nuevo, después de unas vacaciones estupendas con mi familia y mis amigos, y empieza otro año. Genial, porque lo primero que veo al pisar Madrid es al chico más guay, auténtico y perfecto del mundo (y es mio, zorris), y por esta razón la depresión post-vacacional está siendo leve, a pesar de que mañana tenga un examen (y luego otros dos más) y eche de menos a mi gente (Carlos, eres insustituible y te quiero, ya lo sabes)

Hasta pronto, TF

jueves, 26 de agosto de 2010

The mighty arms of Atlas hold the heavens from the earth!

Desde que tengo uso de razón, he tenido varias costumbres respecto a mi música. La primera fue comprarme un cd cada mes, por desgracia he sustituido discos por revistas (y en mi defensa diré: $$$$ y el terrible esfuerzo que me supone elegir un sólo disco. Y bueno, al menos ahora sé más de zapatos y cuánto vale un bolso de Louis Vuitton). Otra manía extrañísima, y de toda la vida además, es escuchar la canción número 4 antes que cualquier otra - explicación: mi número preferido, que normalmente coincidía con la mejor canción del disco.
Y otra manía que me duró unos pocos años fue comprarme discos recopilatorios. Supongo que sería porque, al yo escuchar música que se había hecho mucho tiempo antes, de vez en cuando salían best of, recopilatorios, y bueno... para tener una idea de cómo sería el grupo a rasgos generales.
Y así me pasó con el disco de hoy. Led Zeppelin, Remasters. Oi a Led Zeppelin por primera vez indagando en los cassettes de mi padre, y había oido antes Stairway to Heaven porque era una de las canciones preferidas de mi madre. Entonces, yo que estaba empezando a interesarme por el Hard Rock, pedí este recopilatorio por mi cumpleaños, y esto lo recuerdo perfectamente: fue cuando cumpli 14 años, porque recuerdo que poco después fue carnavales y sobre todo... está documentado en mi diario.

Led Zeppelin - Remasters (1990)



Bien, este disco recopilatorio lo sacaron en 1990, es doble, siendo la primera parte la que tiene las canciones más conocidas (communication breakdown, dazed and confused, heartbreaker, etc...), y la segunda y más interesante la que tiene canciones conocidas, pero no tanto como las otras. El primer disco es blablabla, el segundo disco está hecho a la perfección. Se abre el disco con una de las mejores canciones suyas, The song remains the same, que nunca me cansaré de decirlo, es la madre de O my soul de Big Star (que también abre el disco Radio City). El primer minuto y medio de la canción es instrumental y rápido, a partir de entonces entra Plant y se ralentiza la canción un poco, para luego volver a aumentar la velocidad y en definitiva... crear una de las mejores canciones de hard rock de la historia. Luego viene The Rain Song, mucho más ñoña y melancólica, para abrir paso a D'yer mak'er, que nunca me ha gustado porque me imagino a hippies sucios cantándolas al lado de una hoguera, sólo porque es fácil la letra. Después viene No quarter, que nunca en mi vida habría dicho que es de ellos si no fuera porque la conozco. Luego viene Houses of the Holy, que es más de su estilo, y una de mis preferidas también. El riff es pegadizo y la letra también, me recuerda a los grupos de hard rock de finales de los 70 y a ACDC en su unica epoca buena (es decir, Bon Scott), lo cual no es de extrañar porque Led Zeppelin fue terriblemente influyente en todos ellos. Kashmir es pesada y extraña. Trampled under foot podría ser perfectamente de Steppenwolf, asi que me imagino que será de los últimos discos. Luego viene Nobody's fault but mine, que está guay para hacer como que tocas la batería con los lápices y la boca y poco más. Pero después de este bajón viene lo mejor... Achilles Last Stand. Esta canción es la primera del Presence, y es mi canción preferida de Led Zeppelin. El primer solo de esta canción es largo, pero perfecto para unir la primera parte con el intermedio y luego de nuevo volver a la primera parte. La estructura es magnífica. Los cambios de velocidad aportan una energía brutal. La guitarra (de las mejores que he escuchado nunca) y el bajo se complementan a la perfección. Estoy segura de que The Rime of the Ancient Mariner de Iron Maiden está super influenciada por este tema (perdonen algunos lectores por la referencia). No sé cómo describir esta canción pero es una obra maestra.
La décima canción es All my love, una balada preciosa, y el disco termina con In the evening, de los últimos discos de estudio, lo que tiene de especial es la distorsión de la guitarra, que es genial.

Y esto es todo... Basta que empiece la época de exámenes para que mi blog se vuelva más activo.

domingo, 22 de agosto de 2010

It's a midlife crisis

El Vogue de septiembre ya ha salido. Mala señal, ya que significa que ya llevo en Tenerife tres Vogues, y mucho me temo que la cuarta me la voy a tener que comprar sola y con mi dinero.

Nostalgia aparte, falta una semana para que vuelva a Madrid, asi que esta ultima semana va a ser una locura. Recojo mis cosas, me vuelvo a hacer la comida, mi madre me hace la lista de la compra, voy a la peluquería y vuelvo a guardar mis viejos discos. Asi como lo primero que hago al llegar a Tenerife es sacar mis discos, lo último que hago es guardarlos.
Hace unos meses, ordenandolos, me di cuenta de algo preocupante. Entre los discos que he coleccionado desde 1997 (el primero: de las Spice Girls) hasta 2008 (los discos desde entonces hasta ahora son otra historia y están a buen recaudo), he podido descubrir que mi obsesión por Mike Patton es enfermiza. Todo lo de faith no more; todo lo de Mr. Bungle, Fantômas, tomahawk, peeping tom, un directo de Naked City con Mike Patton, incluso un corto megacutre en el cual él hizo la banda sonora...



Todo empezó en 2004, después de mi epoca grunge, desde entonces me parecía el tio más interesante y enfermo del universo. Creo que me empecé a interesar cuando vi en la MTV el video de last cup of sorrow. Aun no lo sabía, pero era un tributo a una de mis actuales peliculas preferidas, Vertigo, y me encantó.
Pero el proyecto de Patton que más me enganchó fue sin duda Mr. Bungle. Me acuerdo de escuchar el Disco Volante alucinada, no me podía creer que esa música existiera. Todo molaba: la portada, el nombre de las canciones... Además me pilló en mi época más iconoclasta, y en una época en la que iba en contra de cualquier estereotipo que identificara a alguien de 17 años (sin darme cuenta de que yo misma estaba siguiendo un estereotipo alternativo), cualquier cosa que fuera en contra de lo establecido (violenza domestica), creara polémica (el video de Quote unquote), o fuera grotesco (la portada de mr. bungle) y sobre todo: violento, me volvía loca. Y Mr. Bungle reunía todo eso, aparte de tener a un tio buenisimo enfrente.
Mi mayor ambición entonces (y, siendo sincera, ahora un poco también) era ser diferente a la gente que me rodeaba, que la gente me viera por la calle y pensara: wow, esta chica es diferente a las demás. Curiosamente, luego me juntaba con otra gente que yo consideraba "diferente" (aunque no tanto como yo, claaaaro), y creabamos otro grupo de gente igual. Pero diferente a los demás, claro. Y seguir la música, la imagen, lo experimental, de Mike Patton y sus grupos, era como mi bandera.
No estoy diciendo que la unica razón por la que escuchara esta música fuera por ser diferente, obviamente disfrutaba escuchándola y sigo haciéndolo (ahora mismo tengo puesto el California de Mr. Bungle, si fuera sólo por eso me habría aburrido de todo hace mucho tiempo), sólo que, yo (yo ahora con 22 años y antes con 13) y la mayoría de la gente que escucha o ve o sigue algo que se aparta de lo común, nos creemos un poco más especiales por eso. Y esto era importante antes, el ser especial, ahora es sólo un complemento que cada vez importa menos y menos, conforme pasa el tiempo y la opinión de los demás nos va siendo cada vez más indiferente.

En fin, dentro de una semana volveré a cerrar el armario de mis discos, y hasta navidad, au revoir.

sábado, 31 de julio de 2010

Broke, spent, I still marshall all my strenght when big bands play!

SPARKS - a woofer in tweeter's clothing (1972)



En el verano de 2008, estudiando para mi ultimo exámen de septiembre en la ULL, y disfrutando de los ultimos días en Tenerife, descubrí Sparks. Saber qué fue lo que me llevó a escuchar Sparks no tiene dificultad, para entonces ya tenía lastfm y es una ayuda. Para entonces estaba en el fin de mi etapa post punk y volviendo progresivamente a lo clásico.

Sparks siempre me han recordado a Queen, por lo teatral, lo enérgico de sus canciones, las orquestas... Pero Sparks son más agresivos.


Para mi son inclasificables, he oido de todo: que son proto punk, rock clásico, post punk, new wave... Para mi serían new wave, pero un new wave terriblemente adelantado.

Es uno de los grupos que nunca sé decir por qué me gustan, por eso puedo comentar poco del disco. Sólo que estuvo conmigo en los días finales en Tenerife y en los horribles primeros días en Madrid. Mi llegada a Madrid fue precipitada: echaba de menos a mis padres antes de que se hubieran ido, echaba de menos a mi novio al que iba a ver en dos semanas, y por unos días en los que sólo hacía papeleo en la universidad y mudarme a la residencia, escuchaba sin parar Sparks. Supongo que me animarían, ¿a quién no anima la versión de Do-re-mi, la canción de sonrisas y lágrimas? Hasta me sentía identificada con la protagonista de Girl from Germany.


Pero la canción de Sparks que más recuerdo del momento de entrar en la residencia es Roger (que no es de este disco, sino del primero). Recuerdo el olor a café y el sabor a media luna con jamón y mantequilla y lo relaciono con lo extraña que me sentía durmiendo por primera vez ahi.

Sparks son muy inquietantes, imprevisibles e histriónicos, y por eso me enganchaban tanto. Además, abusaban del teclado y el renacimiento en sus temas, lo cual siempre me ha encantado.


Sigo en Canarias, aprovechando al máximo este mes, que ya dentro de poco otra vez de vuelta a Madrid. Mudanza, calor y exámenes, qué atractivo...

sábado, 24 de julio de 2010

Wait till summer comes along

Es increible cómo cambia mi vida cuando vengo a Tenerife. No sólo la música que escucho (que ultimamente es más el panamericano, las punchi punchi y locuras electrónicas tipicas de la costa y del gimnasio), sino mi ánimo y mi forma de vida.
Estoy terriblemente relajada con todo. Me pego medio día conduciendo en vez de coger el tren a todas partes; si me apetece salir a dar una vuelta con mis amigos no tengo mas que pensarlo, me hacen todo en mi casa. Mi responsabilidad ha pasado a ser cero, y se puede decir que esta felicidad significa que estoy de vacaciones.
De vacaciones sin estudiar, sin trabajar, igual que cualquiera de los alemanes que vienen en familia a quedarse un mes aqui, o los estudiantes que vienen de fin de curso a volverse locos con las fiestas del Puerto. Yo hago lo mismo: estar con mi familia, que me cuiden indefinidamente, salir con amigos por ahi, ir a las verbenas y ponerme roja como un tomate en cuanto salgo a la calle.
Por eso cuando me planteo mi futuro y se me pasa por la cabeza la alternativa de venirme a vivir a Tenerife, con lo bien que se está aqui y lo cómoda que estoy, sólo pienso que las vacaciones no duran eternamente, por mucho que me fastidie, y sobre todo que mi vida está en Madrid. Mi vida con todo el paquete. Echar de menos a Tenerife es lo que más especial la hace.

martes, 20 de julio de 2010

You wake up lost in an empty town

Para inspirarme en el disco que iba a comentar hoy, me he metido en una cuenta que me hice una vez, cuando intenté hacer una lista de mis discos preferidos (y fracasando). Esta lista fue creada hace cuatro años, y aparte de que mi inglés era peor, poco han cambiado mis gustos http://rateyourmusic.com/list/miadubois/my_favourite_albums, por si a alguien le interesa. Tengo otra lista más, y otras cosas, la página está bastante bien.


Y el disco de hoy es...


RUSH - 2112 (1976)










Este es uno de los discos especiales. En mi lista es el segundo de mis discos preferidos, y no me extraña que estuviera en un puesto tan alto, porque hoy lo encontré entre mis cds y creo que es el disco más cascado de los que tengo (y eso que los originales los cuido como si no fueran míos).

Y es uno de los discos especiales porque me enamoré de él a primera vista. Si me acuerdo de cuando conocí este disco es porque el otro día encontré la factura de cuando lo compré!!! (lo guardo todo). Y no me acuerdo de la fecha exacta pero sí el año: 2004. Creo que ya he hablado de este año, con Dust, es que fue el año clave musicalmente en mi caso.

Este es otro de los discos que no sé qué es, yo diría que es hard rock de los 70. Algunos lo llaman progresivo, aunque no sé que le ven de progresivo, creo que es que la primera canción dura 25 minutos, pero bueno, creo recordar que hay alguna que otra canción de iron maiden larga, ¿no? También hablan de cosas raras, como otros planetas, la vida en el futuro y cosas místicas, pero eso no creo que eso lo haga rock progresivo. De todos modos, da igual.

Recuerdo comprar este disco con lo que había ahorrado de mi paga, y llegar corriendo a mi casa, como hacía siempre, poner el disco en la minicadena, y tirarme en la cama a leer las letras mientras lo escuchaba. No me acuerdo por qué llegué a tener curiosidad por este grupo, pero creo que precisamente fue porque antes de esto me gustaba muchisimo el rock progresivo, y una cosa llega a la otra.

Lo escuché una vez, y me quedé alucinada con todo. La verdad es que puede que sí haya una relación con el rock progresivo, y es que me recordaban muchisimo a yes, que era uno de mis grupos preferidos de entonces, pero éstos eran más cañeros.

No sé por qué pero este disco me recuerda a aquellas peliculas de los setenta como 2001 o soylent green, que imaginaban el futuro (nuestro presente) apoteósico, con muebles blancos y formas redondeadas. Fue el disco con el que conocí a Rush, y ahora que lo oigo cuando lo pongo en el coche, sigue fascinándome tanto como antes. Y eso es lo guay de la música! Normalmente, en seis años me he aburrido de muchos de mis amigos, del color de mi cuarto, de mi forma de vestir... pero no de Rush. Y eso tiene mérito.

viernes, 9 de julio de 2010

La donna e mobile

Estoy en Tenerife. Y como siempre, parece que en dos semanas he hecho todo lo que tenia pensado hacer en todo el verano (salir con mis amigos, ir al gimnasio, conducir, ver el futbol con mi padre, estar con mi madre, y jugar a la xbox).
Pero anoche, volví a no poder dormir como cuando estaba en Madrid. La sensación asquerosa de no poder controlar todo lo que quiero tener en mi mano es la única que viaja conmigo, porque de resto es increible lo que un cambio de aires puede hacer, estoy contenta.

Iba a comentar un disco, pero no estoy inspirada, además mi hermano y yo estamos flipando con el pa-panamericano y asi es dificil escribir sobre discos.

Volveré pronto.

martes, 22 de junio de 2010

Surprise!


THE STRANGE BOYS - Strange boys and girls club (2009)


¡Algo reciente! Y ya me tocaba ponerme sentimental...

Verano de 2009. 21 años. Conocimos este disco de casualidad, cuando yo estaba en Tenerife y Alfonso en Madrid. Nos gustaron tanto las pocas canciones que oimos de ellos que hicimos la promesa de no oirlos hasta que nos volvieramos a ver, en septiembre.

Septiembre de 2009. Madrid. Fin de exámenes, tradicional fiesta post-exámenes. Por fin podíamos escuchar el disco de los Strange Boys. No se si era la ilusión que me hacía volver a ver a Alfonso, pero el disco me pareció el mejor disco del mundo, no me podía creer que esa música se pudiera hacer en 2009. Ya los Black Lips eran demasiado mainstream para nosotros, pero Woe is you and me era algo distinto... más auténtico. Should have shot Paul suena torpe y lenta, a leñador borracho, pero realmente mola. MLKs, nuestra canción, reflejaba totalmente lo que sentía en ese momento (y eso tú no lo sabías, pero por eso es nuestra canción).
Pero nuestro idilio se vio truncado cuando en No way for a slave to behave empecé a cantar los coros mientras cocinaba. Vi que Alfonso me miraba sorprendido y me decía "¿cómo te la sabes? Has incumplido nuestra promesa". Y yo, que aparentemente ya había bebido bastante Jim Beam (y eso antes de comer), me rei nerviosamente, como cuando hago algo malo y le dije "es que tengo muy buen oido. Lo he intuido", o algo por el estilo (creo que no dije eso, me parece demasiado bien pensado para haberlo hecho sobre la marcha. Además, eso se lo copié a mi padre cuando me explicó cómo entendía todo lo que oia por el parrot del coche)

Cada vez que escucho este disco me acuerdo de ti, me acuerdo de cómo me sentía a la semana de haberte conocido, cuando pensaba que todas las particulas del universo y los dioses se habían puesto de acuerdo para que tú y yo coincidiéramos en ese momento exacto, que fue exactamente uno o dos días antes del concierto de los Buzzcocks en Madrid, que fue el 4 de marzo de 2009 (acabo de buscarlo). Me acuerdo de la sensación de aquella tarde de comunitario - en realidad no me acuerdo de casi nada de lo que pasó, pero sí de la sensación de haberte conocido de toda la vida. Ya sabes que este es mi tema de conversación preferido, "el día que Alfonso y Anna se conocieron". Y siempre lo será.

Te espero aqui dentro de ya menos de 48 horas.

domingo, 20 de junio de 2010

In the still of the night!!!

WHITESNAKE - 1987 (1987)




Siempre me olvido de este año.2004-2005, mas bien vacaciones del 2005, he tenido que ir a uno de mis antiguos blogs para comprobar la fecha. Eso les dará una señal de la locura de año que fue, que ni siquiera recuerdo la fecha exacta...
En fin, supongo que tendría 17 años recién cumplidos, estoy casi segura. Fue un verano loco, una locura total, pero bastante divertido, la verdad. Por ese entonces yo salía con mi mejor amiga y hermana, de la que he hablado mil millones de veces (Cristina), su novio entonces, y un amigo de su novio. Solíamos ir al Pequeño Buda, lugar cool de moda de entonces. Nos pegábamos toda la tarde pasando el rato, haciendo boberías, probando cócteles de tías, y nos creíamos las tías más guays del mundo. Lo pasamos de maravilla.
Estábamos enamoradas de David Coverdale y de Tawny Kitaen, de hecho recuerdo estar viendo juntas Friday Rocks en mi casa, y mientras vacilando a alguien por el msn en el despacho. Y cuando salía un video de Van Halen (todavía me acuerdo cuando Cris me dijo que en el video de jump se veía el anillo de casado de Eddie Van Halen, menuda decepción), o de Whitesnake, salíamos corriendo sólo para ver a la mejor pareja de la historia, y las mejores piernas del mundo (las de Tawny, claro: http://www.youtube.com/watch?v=swPt9HBRXuE)

Y hoy me he acordado de Whitesnake en el gimnasio, cuando sonó Walking in the shadow of the blues, que ni siquiera es de este disco, pero la verdad es que podía haber puesto cualquiera... y me acordé de la sensación de sentirme la reina del mundo. Supongo que sería por la edad también, pero no recuerdo tener ningun tipo de inseguridad entonces. Ni miedo, ni solía estar triste. También me imagino que tiendo a recordar los buenos tiempos y olvidar los malos, pero en general...

Still of the night, looking for love, here I go again... Creo que en parte por eso me gustaba tantísimo el hard rock. Me hacía sentirme fuerte, arrogante, me daba ánimos para comerme el mundo. Todo era una fiesta, no aspiraba a más que a pasarmelo bien. A veces echo de menos esa actitud, aunque sería insostenible a estas alturas. Sobre todo el otro día, en mi exámen de Administrativo II (suspendido seguro, por cierto), sentí que si hubiera tenido un poco de eso me habría salido bien. Aun sabiendo lo mismo que me sabía. Y aunque realmente no me afecte mucho la nota, me decepcionó más el hecho de bloquearme. Nunca me había pasado antes!
Bah, han pasado 5 años. En ese tiempo he empezado a vivir sóla, me he venido a Madrid, ya Cris no está conmigo, y ya ni siquiera escucho a Whitesnake. Y todas esas cosas las he cambiado yo, y creo que no me he equivocado... excepto en alguna cosa. Pero bueno. Como dicen Rush: you don't get something for nothing, you don't have freedom for free.

Además, y a pesar de todo... sigo caminando en la sombra del Blues.

domingo, 13 de junio de 2010

Things have never been so swell, I have never failed to feel

Voy a seguir con lo de los discos. A pesar de que no he estudiado casi nada para estar en época de exámenes hoy, estoy cansadísima, ha sido una mierda de día. Además he visto ya todos los blogs de música, cocina, cine, y los foros de vogue habidos y por haber. Como no quiero volver a obsesionarme con la muerte, prefiero escribir antes de engancharme a mydeathspace. En fin...

NIRVANA - Nirvana (2002)




Estarán pensando: ¿un recopilatorio? ¿un recopilatorio que salió casi diez años después de que se disolviera la banda? Si, pero el hecho de que quisieran sacar dinero añadiendo una sóla nueva canción a un disco recopilatorio, en este caso, me sirvió para algo.

En 2002 yo tenía catorce años, y en esa época escuchaba lo que escuchabamos todos los alternativos a esa edad: Green day, Blink 182, Offspring, Sum 41, que acababan de salir... Era la época en la que yo escuchaba un programa de rock alternativo de los 40 principales, ingravidez. Lo ponían a las 11 en Canarias, y, increíble el tiempo que ha pasado, porque recuerdo que todas las noches ponía el cassette a grabar el programa porque muchos días entrenaba hasta las 10 de la noche y llegaba derrotada, asi que nunca oia el programa entero (ojalá durmiera tan bien ahora como antes). Un día oi en el programa que nirvana iban a sacar un recopilatorio. Yo nunca los había oido, y no sé realmente por qué me dio por escucharlos, pero el hecho es que unos días después vi el disco en una tienda y la portada me fascinó (ya ven que cutre soy/era: es una maldita portada negra con letras plateadas...). Bueno. Conseguí el disco. Y como siempre, directa a escucharlo en la cama con el libreto y las letras a mi lado.

La sensación que tuve al escuchar el disco la he tenido pocas veces. Tengo varios discos con los que he tenido una relación larga, de los cuales ni siquiera me acuerdo de haberlos escuchado por primera vez, como si siempre hubieran estado ahi. Luego otros que me han acabado gustando con el transcurso del tiempo. Y otras veces, como esta, en las que hay amor a primera vista, en las que pienso: "no me puedo creer que haya pasado toda mi vida sin haber escuchado esto".

You know you're right, la canción nueva (para mi no, yo era nueva en todo). La canción era cojonuda, estaba guay, pensé cuando la oi por primera vez. Pero segui escuchando el disco y por primera vez no sabía qué tipo de música escuchaba, me había impresionado un mogollón. Sobre todo porque estaba empezando mi adolescencia y me iba todo eso de sentirme incomprendida "I'm so happy, cause today I found my friends, they're in my head", y sentirme una mierda a la vez que superior ante todo/todos. Y sentía esa conexión con Nirvana. Entonces, pensaba que las únicas personas capaces de comprenderme eran Nirvana y mi amiga Cris.
Es curioso, pero a partir de la versión de The man who sold the world que salía en este disco, descubrí a Bowie. Me encantaba, igual que me encantó el concierto en la que la tocaban, Unplugged in NY. Notaba cómo la música me recorría el cerebro, no sé cómo explicarlo sin que suene cursi ni infantil, pero era algo parecido...
Heart-shaped box fue mi canción preferida de Nirvana... hasta que escuché el In Utero y descubrí Frances farmer will have her revenge in Seattle. Por about a girl podrían haber ganado un premio nobel... La verdad es que podría extenderme muchisimo comentando este disco, que está, a mi gusto, bien hecho, aunque eche de menos algunas canciones, y sobren otras, pero es lo de siempre: por mucho que odie yellow submarine y imagine, caen siempre en algun recopilatorio de los Beatles.
Con Nirvana empezó mi etapa grunge, empezó tercero de la ESO y mi único año problemático. A pesar de que vivi momentos "dificiles" (que ahora se quedan en rabietas sin sentido, como pasa siempre), lo recuerdo bastante bien. Probablemente porque también fue el año en el que descubrí más música, conocí a Carlos y a Manuel... (y creo que nada más, sólo tenía catorce años, no me dejaban apenas salir). Lo que mejor recuerdo es esa sensación de sentirme terriblemente especial, porque me imaginaba que sería la única persona en el mundo a la que podía emocionar tanto una canción. Qué mona era.

domingo, 6 de junio de 2010

Where I thought was fire, was only smoke

Hoy estaba en el gimnasio, como alternativa a empezar a estudiar mercantil, y después de días escuchando música de modo aleatorio, ni un sólo album completo, salió la canción "pull away/so many times" de Dust. Y entonces, como muchas veces me pasa, recordé los momentos en los que ese disco fue el centro de atención, y fueron recuerdos tan fuertes, tan vivos... que se me ocurrió que, ya que fui incapaz cuando estuve en casa de ordenar mis discos autobiográficamente, podría recordar poco a poco los discos que más me han influido y los recuerdos a los que los uno. Sobre todo porque hay muchisimas cosas que no recuerdo, y porque tiendo a relacionar años con discos. Así empiezo con:

DUST - Hard Attack (1972)


no se dejen engañar por la portada, no es power metal, ni viking metal, ni nada por el estilo

Si quisiera convencer a alguien para que escuchara este disco le diría que fue el grupo en el que tocó Marky Ramone antes de en los Ramones. Pero sería hacer trampa, a pesar de que es verdad, poco tienen que ver Dust con los Ramones. Además, yo en ese entonces odiaba el punk, asi que poco me importaba que tocara ahi un Ramone. Son de Nueva York, de principios de los setenta, y el disco yo diría que es hard rock. No sé con quién compararlos, quizá con Captain Beyond, pero no se me ocurre ningún nombre más... aunque suelen decir que es heavy rock (puede ser, pero a mi esa etiqueta no me dice nada)

Descubrí este disco en 2004, yo tenía 16 años y fue el año en el que descubrí a mis grupos preferidos en la actualidad. Muchos de ellos gracias al foro de rock de Ociojoven, otros por equivocación (uno de los Outlaws que bajé sin querer por soulseek, cotilleando en los archivos de un vecino), el resto investigando. El mayor recuerdo que tengo de este disco es de escucharlo al salir del colegio una semana que tenía que coger la guagua para ir a casa. Fue el primer año en que cogía la guagua, y al principio me encantaba porque así me sentía más responsable, pero esa tontería me duró dos semanas. Yo estaba empezando 4º de ESO y fue uno de los mejores años. Conocí a mis mejores amigos, lo pasé bien en el cole, iba a kung fu todos los lunes, miércoles y viernes religiosamente. Empecé a salir por las noches, hacíamos trastadas en el colegio, hasta disfrutabamos de las clases de física.
El disco es perfecto. Me acuerdo que durante meses mi frase del messenger fue "waiting for something that is never coming, so I guess I'll be on my way", que es la frase con la que se abre la primera canción, que la escuché cuarenta millones de veces. Pero sin duda, la mejor canción es Suicide, que realmente inspira... si, es una buena muerte, tocar la guitarra electrica mientras llueve.
Otro recuerdo bastante tonto que tengo es el de cantar "how many horses" en español (imaginense... "cuántos caballos" una y otra vez), es una canción medio country, lenta, con una batería que no pega nada. Esta canción podría ser de Lynyrd Skynyrd si el cantante fuera un poco más redneck, pero el solo es lo mejor, sin duda.


Ahora, no me puedo creer que hayan pasado ya siete años...

sábado, 29 de mayo de 2010

Rant runt rant

Otra vez exámenes. Y siempre se repite la misma historia: es cuando más echo de menos a mis amigos y a mi casa. Yo creo que es porque cuando estudiaba en la Laguna me lo pasaba de miedo durante los exámenes (antes y durante), porque tenía una rutina de exámenes que molaba bastante, con mi super compi de carrera Fadua: estudiar durante la semana en todas las bibliotecas del campus, y los fines de semanas a las salas de estudio. Y los días de exámen, a pasar el mal trago por la mañana y después del exámen, a la cafetería de económicas a desayunar un barraquito largo y una napolitana recién hecha. Y al final final, de compras a la calle Castillo. Esa era la rutina y molaba. Y si hay algo que echo de menos de La Laguna es eso, la verdad.

Ahora me aburro de estudiar, y es una mierda, francamente, hasta me aburro de mi música. Paso por encima de mi biblioteca de 7'5 días de música en dos segundos y no encuentro nada que me apetezca escuchar, en la tele no ponen nada, y encima no sé qué mierda tengo en la barriga que llevo todo el día vomitando.

Al menos Carlos me aguanta, me mima y me envia adelantos de lo que me espera dentro de un mes:






Tengo que buscar algo que hacer entre exámenes. Definitivamente, dedicar todo el día a estudiar no es lo mio, nunca lo ha sido y soy un caso perdido, porque cuando llego a lo que pienso que es lo mínimo exigido, paro (de ahi mi nota media).

Menos mal que el tiempo está pasando rápido...

sábado, 8 de mayo de 2010

I surrender

Sabía que este dia acabaría llegando!!! Yo sé lo que pasó: El conductor del tranvía se quedó anonadado mirando los "ño! que precios!" de la valla publicitaria




Despues de la mongolada viene lo serio:


Hay veces que pongo tanta fuerza y empeño en algo, que de tanto esperar acabo desistiendo y abandonando. Sobre todo en aquellos casos en los que la única opción es esperar, cuando no todo está en mi mano. Y por eso, de un día para otro puedo ser la persona más optimista y estar literalmente eufórica por algun proyecto, y ser lo único que me importa entonces; y al otro estar totalmente desencantada y buscando otro one-day life-project. Me gustaría decir que esto va a cambiar, que pretendo mejorar en este aspecto y ser más paciente, tener alguna continuidad.
Pero me rindo, queda claro que esto no entra en mi forma de ser (chiquita excusa mas mala, cuando alguien no tiene justificación para algo se excusa en su "forma de ser"). Qué va, es la 1 de la madrugada de un viernes frio, pre exámenes, aburrido, y de noche. Además acabo de volver a ver esta peli




y no me ha animado mucho, asi que mañana será otro dia... tete2.gif ...peor... tete2.gif

En fin, no puedo dormir, a pesar de que estoy haciendo bastante deporte y despertándome temprano, no duermo bien desde... el concierto de Iggy Pop y los Stooges la semana pasada, pero no es una solución muy al alcance de mi mano. La otra solución para mi insomnio fue ir una semanita a Tenerife y esa también es dificil. Asi que estoy entre ir a la nevera y tomarme una cerveza y ver otra pelicula o bajar a conversar con el guarda de seguridad.

domingo, 25 de abril de 2010

Quiero publicar antes de que muera alguien mas

Llevo unas semanas estando muy feliz. La mayor prueba de esto es que los días han pasado terriblemente rápido desde que cumpli 22 años, en febrero de este año, y quizá en este momento debería fijarse el punto de inflexión, aunque en realidad todo esto estaba escrito desde hacía unos cuantos meses más.
En el fondo, siempre he estado feliz en general, y todo el mundo que me conoce lo sabe. Me rio de todo, no tengo mucho de que quejarme (y aun asi lo hago), no he tenido ningun motivo para no estarlo. Pero es ahora cuando soy consciente de verdad.
Y es gracioso que justo me de cuenta cuando me empeño en que tanta felicidad no puede durar mucho. Siempre parto de la base de que todo está perfecto, y que cuando está perfecto no puede ir a mejor, si no a peor, ¿no? Pero lo que forma ese "perfecto" es principalmente mi familia, Alfonso, y luego mis amigos, y al menos mi familia me ha durado toda la vida. Joder, si me entendiera con las malditas metáforas me habría dado cuenta antes de que mi profe de religión tenía razón en que la felicidad era como una balsa, que se mueve tranquilamente y predeciblemente, y no el scalextric que mi hermano y yo cutremente convertíamos en un circuito mortal haciendo rampas con legos.
Y, de todos modos, aunque lo de la balsa me convenza por un rato, para el resto de momentos me queda pensar que no todo está cumplido. Desde luego podría mejorar: mis notas, mi orden, el lugar donde vivo, podría haber nacido no adorando el Club Deportivo Tenerife y asi haber aumentado mi longevidad, yo qué sé...
No me importa. ¿Dónde hay que firmar para que todo quede como está ahora?



PD: Excepto por una cosa, que el Tenerife saliera del descenso
PD2: Otra cosa: Quiero vivir en el centro ya!

Parece que al final las cosas si pueden ir a mejor. Es porque llené la balsa de legos (esto si que no cambiara nunca, mi ineptitud con las metáforas)

:)

jueves, 18 de marzo de 2010

Otra muerte...


No me puedo creer que Alex Chilton haya muerto. Menudo año... Primero Jay Reatard en enero, y ahora esto.

Me parece sorprendente que esto haya ocurrido hoy, porque esta misma tarde le decía a Alfonso que me arrepentía de que no hubiésemos ido a ver a Big Star el año pasado a Málaga. Una gira de Big Star, con Chilton, sin Chris Bell obviamente, pero con el lider de uno de mis grupos preferidos. No sé por qué pensé en eso justo hoy, después de un año, pero se me ocurrió. Después, dibujé la estrella de Big Star en mi cuaderno. Y el otro día, cuando volvía de la compra, me salió en el aleatorio del ipod Feel de Big Star, y tuve un flashback, de ir escuchando esa canción en el coche, yendo por la autopista de Icod al atardecer (acojonante, justo antes de llegar a Garachico, es impresionante de lo bonita que es). Sin pensar en nada, sin preocuparme por nada (ni siquiera de conducir, yo iba de copiloto). También me acordé de como escuchaba obsesivamente Thirteen y de lo pesadisima que me ponía siempre a comparar O my soul con the song remains the same de led zeppelin. No puedo expresar lo que es una canción de big star para mi.
Pero los Replacements si:

"Children by the million sing for Alex Chilton when he comes around
They sing "I'm in love. What's that song?
I'm in love with that song."

Me acuerdo de cuando murió George Harrison. Recuerdo que fue un día muy familiar, y estaban poniendo un especial en vh1 sobre muertes del rock, que vi con mi padre y mi hermano. No sé por qué lo guardo tan vivamente en mi memoria, pero ahi me enamoré de Bon Scott en let there be rock, conocí a Sid Vicious (pusieron my way)... e hice escuchar heart shaped box de Nirvana, y would? de alice in chains, mis obsesiones en ese momento a mi padre. La sensación cuando murió Harrison fue la misma, con el doble de mediatización, por supuesto. Y me acuerdo de escuchar, después de eso, my sweet lord, y ver el concierto de Bangladesh con mis padres y pensar "no me puedo creer que no esté aqui".

Y ahora pienso lo mismo, mientras escucho a Big Star. No podré ver NUNCA a Alex Chilton en directo. Me duele su muerte, y esta vez no me consuela el "siempre me quedará el 1st record, o el radio city" Simplemente me aterra pensar que si me siento así por un ídolo, qué pasará cuando muera alguien cercano.


If he was from Venus, would he meet us on the moon?
If he died in Memphis, wouldn't that be cool, babe?


RIP Alex Chilton 1950-2010


miércoles, 17 de marzo de 2010

Rev up!

El otro día descubri el blog de una tia que estaba en mi colegio y en el club de tenis. Tiene unos 2 o 3 años menos que yo (quizá 4), ni idea, asi que los de nuestra quinta ni siquiera nos dignábamos a relacionarnos con la gente de su edad, pero estaban ahi, como nuestros protegidos, los pequeños, a los que ni siquiera dejábamos que nos acompañaran a las expediciones por "El paraíso", una galería pequeña llena de arbustos que había en el terreno enorme entre el Club y el hotel en el que nos colábamos a veces.

Bien, los enanos se han hecho mayores. Ahora llevan camisetas vintage o de marilyn monroe y wayfarer verdes o lilas, y leggings de leopardo con botas del gato con botas. Bueno, como un perriflauta, pero mas gordas y posh. Ahora escuchan una mezcla entre Jorge Drexler, Manu Chao - todos esos llorones neocomunistas intelectuales - , y el One way or another, Highway to Hell y take a walk on the walk side, entre otras. Y esto es lo que realmente siempre me ha fastidiado, aunque sepa en el fondo que es irracional y debiera pasar de estas historias y de estas niñas. Y por supuesto, escribe muy bien y es muy profunda ¿perdona? Intentar imitar a Cortázar diciendo frases absurdas y encima hacerlo mal no es escribir bien, es descuartizar metáforas (anda, una metáfora) y violar su memoria. Es decir: "bolsas cual jarrones para nuestras plantas, sopas de sobre etc etc sin chicles no hay quien mastique ni quien se trague esto" Quizá tengas una mente caótica y profunda pero si escribes para el público y no hay ni dios que te entienda no eres buena escritora. Eres un fraude.

La niña ya no quiere explorar el Paraíso con nosotros, sino cantar la puta canción de Blur woooo hoooo en el bar de moda del momento, mirar de reojo a los alternativos con pinta de gays que están a su alrededor mientras hace como que baila con sus amigas y es independiente, para que llegado el momento él la aborde y hablen de lo mucho que le gusta el punk mientras se vuelven locos con god save the queen.

sábado, 13 de febrero de 2010

Cheesy post

Siempre acabo avergonzandome de mis blogs. He tenido: blog de myspace, flog en esflog, un blog en los spaces de msn... Y nunca he borrado nada porque me gusta releer lo que escribo tiempo después. Igual que mi diario. Pero cuando leo todo de nuevo... es como si otra persona hubiese escrito por mi lo que pienso. Y es ahora, al verlo, cuando me doy cuenta de por qué en determinada época estaba enfadada o molesta sin saber por qué, o qué era lo que realmente me preocupaba, pillo ese cabo suelto. Y por eso sigo escribiendo de vez en cuando, aunque sean tonterías en muchos momentos, o aunque me asuste que las personas que quiero descubran mi blog. Creo que lo que proyecto de mi, es mucho, pero no es bueno. O al menos me decía constantemente mi ex novio, que no le gustaba nada "la anna que escribe en blogs". Pero a mi al menos me ha llevado a Ann y con eso voy sobrada y justifica que mantenga esto.

lunes, 18 de enero de 2010

Jay Reatard

Ha muerto Jay Reatard http://www.lastfm.es/music/Jay+Reatard. Cuando me enteré no me lo podía creer, me paso años escuchando música de gente que ya está muerta, los cuales no voy a poder ver en directo. Y cuando acabo descubriendo a grupos que hacen que pase por encima de los prejuicios anti-música actual que me han acompañado casi toda mi vida, ¿se mueren? No es justo. Y me cabrea, pero me cabrea no como digo que me cabrea que siendo tan monas las gemelas Olsen de pequeñas sean ahora tan horribles; es pura frustración. Es como si me hubieran robado algo que compré pero no tuve tiempo de utilizar, de gastar, de aborrecer. Por puro egoísmo. Tío, con 29 años no se puede morir...




Me siento sorprendentemente dolida, y no puedo dejar de pensar en eso mientras estudio esta mierda. Pero en fin, que se le va a hacer, la vida sigue. Al menos para mi.

RIP Jay Reatard (1980-2010)

jueves, 14 de enero de 2010

otra vez examenes...

Bueno, aunque hace un frio horrible, ya al menos ha parado de nevar, de llover, y toda esa mierda que al principio es muy bucólica y muy bonita y luego acaba por fastidiarte la suela de las botas y ponerte en peligro de muerte.

Odio a la gente que fuma dentro de la facultad, encima teniendo la salida a 10 metros. Ya no sé si es por molestar simplemente, porque sigue siendo guay ir de rebelde, o porque simplemente son unos vagos asquerosos. En fin...

Estoy cabreada, como siempre en la época de exámenes. Parece que no doy ni una, y encima he perdido en estos tiempos toda la seguridad en mi misma que tenía. Estoy harta ya de querer estar en Tenerife cuando estoy en Madrid y viceversa, odiar el acento canario cuando estoy ahi y echarlo de menos brutalmente en Madrid, hacer sentir inferiores a otras personas a mis propios amigos (cuando en realidad no lo creo), pasar de importarme muchísimo mi salud y hacer deporte y al día siguiente darme exactamente igual, engañarme a mi misma, decir cosas que no pienso... ¿por qué coño hago estas cosas? En serio, pensé que eran cosas de mi adolescencia, que se me acabaría pasando, pero con 22 años debería empezar a sentar cabeza, ¿no? Ay no sé. Estoy cansada de mi. Y sí, es verdad que ahora al menos lo reconozco, pero ¿de qué me sirve si no puedo solucionarlo o evitarlo? Y no miento cuando digo: ya te cansarás de mi, ni lo digo para que me digas que no lo harás, pero por tu bien espero que lo hagas, porque soy un desastre, y siempre busco excusas para todo, y creo que soy guay porque tengo un gusto musical muy bueno, hago reir a las personas, y hago chistes sobre negros y monos.

Y esto no es más que otro ejemplo de mi vanidad, ahora me iré a tomar un café y a clase, mientras me voy preparando para otro show de fake Anna preparándose para destruir todo lo que encuentre a su paso. Adiós.