martes, 22 de junio de 2010

Surprise!


THE STRANGE BOYS - Strange boys and girls club (2009)


¡Algo reciente! Y ya me tocaba ponerme sentimental...

Verano de 2009. 21 años. Conocimos este disco de casualidad, cuando yo estaba en Tenerife y Alfonso en Madrid. Nos gustaron tanto las pocas canciones que oimos de ellos que hicimos la promesa de no oirlos hasta que nos volvieramos a ver, en septiembre.

Septiembre de 2009. Madrid. Fin de exámenes, tradicional fiesta post-exámenes. Por fin podíamos escuchar el disco de los Strange Boys. No se si era la ilusión que me hacía volver a ver a Alfonso, pero el disco me pareció el mejor disco del mundo, no me podía creer que esa música se pudiera hacer en 2009. Ya los Black Lips eran demasiado mainstream para nosotros, pero Woe is you and me era algo distinto... más auténtico. Should have shot Paul suena torpe y lenta, a leñador borracho, pero realmente mola. MLKs, nuestra canción, reflejaba totalmente lo que sentía en ese momento (y eso tú no lo sabías, pero por eso es nuestra canción).
Pero nuestro idilio se vio truncado cuando en No way for a slave to behave empecé a cantar los coros mientras cocinaba. Vi que Alfonso me miraba sorprendido y me decía "¿cómo te la sabes? Has incumplido nuestra promesa". Y yo, que aparentemente ya había bebido bastante Jim Beam (y eso antes de comer), me rei nerviosamente, como cuando hago algo malo y le dije "es que tengo muy buen oido. Lo he intuido", o algo por el estilo (creo que no dije eso, me parece demasiado bien pensado para haberlo hecho sobre la marcha. Además, eso se lo copié a mi padre cuando me explicó cómo entendía todo lo que oia por el parrot del coche)

Cada vez que escucho este disco me acuerdo de ti, me acuerdo de cómo me sentía a la semana de haberte conocido, cuando pensaba que todas las particulas del universo y los dioses se habían puesto de acuerdo para que tú y yo coincidiéramos en ese momento exacto, que fue exactamente uno o dos días antes del concierto de los Buzzcocks en Madrid, que fue el 4 de marzo de 2009 (acabo de buscarlo). Me acuerdo de la sensación de aquella tarde de comunitario - en realidad no me acuerdo de casi nada de lo que pasó, pero sí de la sensación de haberte conocido de toda la vida. Ya sabes que este es mi tema de conversación preferido, "el día que Alfonso y Anna se conocieron". Y siempre lo será.

Te espero aqui dentro de ya menos de 48 horas.

domingo, 20 de junio de 2010

In the still of the night!!!

WHITESNAKE - 1987 (1987)




Siempre me olvido de este año.2004-2005, mas bien vacaciones del 2005, he tenido que ir a uno de mis antiguos blogs para comprobar la fecha. Eso les dará una señal de la locura de año que fue, que ni siquiera recuerdo la fecha exacta...
En fin, supongo que tendría 17 años recién cumplidos, estoy casi segura. Fue un verano loco, una locura total, pero bastante divertido, la verdad. Por ese entonces yo salía con mi mejor amiga y hermana, de la que he hablado mil millones de veces (Cristina), su novio entonces, y un amigo de su novio. Solíamos ir al Pequeño Buda, lugar cool de moda de entonces. Nos pegábamos toda la tarde pasando el rato, haciendo boberías, probando cócteles de tías, y nos creíamos las tías más guays del mundo. Lo pasamos de maravilla.
Estábamos enamoradas de David Coverdale y de Tawny Kitaen, de hecho recuerdo estar viendo juntas Friday Rocks en mi casa, y mientras vacilando a alguien por el msn en el despacho. Y cuando salía un video de Van Halen (todavía me acuerdo cuando Cris me dijo que en el video de jump se veía el anillo de casado de Eddie Van Halen, menuda decepción), o de Whitesnake, salíamos corriendo sólo para ver a la mejor pareja de la historia, y las mejores piernas del mundo (las de Tawny, claro: http://www.youtube.com/watch?v=swPt9HBRXuE)

Y hoy me he acordado de Whitesnake en el gimnasio, cuando sonó Walking in the shadow of the blues, que ni siquiera es de este disco, pero la verdad es que podía haber puesto cualquiera... y me acordé de la sensación de sentirme la reina del mundo. Supongo que sería por la edad también, pero no recuerdo tener ningun tipo de inseguridad entonces. Ni miedo, ni solía estar triste. También me imagino que tiendo a recordar los buenos tiempos y olvidar los malos, pero en general...

Still of the night, looking for love, here I go again... Creo que en parte por eso me gustaba tantísimo el hard rock. Me hacía sentirme fuerte, arrogante, me daba ánimos para comerme el mundo. Todo era una fiesta, no aspiraba a más que a pasarmelo bien. A veces echo de menos esa actitud, aunque sería insostenible a estas alturas. Sobre todo el otro día, en mi exámen de Administrativo II (suspendido seguro, por cierto), sentí que si hubiera tenido un poco de eso me habría salido bien. Aun sabiendo lo mismo que me sabía. Y aunque realmente no me afecte mucho la nota, me decepcionó más el hecho de bloquearme. Nunca me había pasado antes!
Bah, han pasado 5 años. En ese tiempo he empezado a vivir sóla, me he venido a Madrid, ya Cris no está conmigo, y ya ni siquiera escucho a Whitesnake. Y todas esas cosas las he cambiado yo, y creo que no me he equivocado... excepto en alguna cosa. Pero bueno. Como dicen Rush: you don't get something for nothing, you don't have freedom for free.

Además, y a pesar de todo... sigo caminando en la sombra del Blues.

domingo, 13 de junio de 2010

Things have never been so swell, I have never failed to feel

Voy a seguir con lo de los discos. A pesar de que no he estudiado casi nada para estar en época de exámenes hoy, estoy cansadísima, ha sido una mierda de día. Además he visto ya todos los blogs de música, cocina, cine, y los foros de vogue habidos y por haber. Como no quiero volver a obsesionarme con la muerte, prefiero escribir antes de engancharme a mydeathspace. En fin...

NIRVANA - Nirvana (2002)




Estarán pensando: ¿un recopilatorio? ¿un recopilatorio que salió casi diez años después de que se disolviera la banda? Si, pero el hecho de que quisieran sacar dinero añadiendo una sóla nueva canción a un disco recopilatorio, en este caso, me sirvió para algo.

En 2002 yo tenía catorce años, y en esa época escuchaba lo que escuchabamos todos los alternativos a esa edad: Green day, Blink 182, Offspring, Sum 41, que acababan de salir... Era la época en la que yo escuchaba un programa de rock alternativo de los 40 principales, ingravidez. Lo ponían a las 11 en Canarias, y, increíble el tiempo que ha pasado, porque recuerdo que todas las noches ponía el cassette a grabar el programa porque muchos días entrenaba hasta las 10 de la noche y llegaba derrotada, asi que nunca oia el programa entero (ojalá durmiera tan bien ahora como antes). Un día oi en el programa que nirvana iban a sacar un recopilatorio. Yo nunca los había oido, y no sé realmente por qué me dio por escucharlos, pero el hecho es que unos días después vi el disco en una tienda y la portada me fascinó (ya ven que cutre soy/era: es una maldita portada negra con letras plateadas...). Bueno. Conseguí el disco. Y como siempre, directa a escucharlo en la cama con el libreto y las letras a mi lado.

La sensación que tuve al escuchar el disco la he tenido pocas veces. Tengo varios discos con los que he tenido una relación larga, de los cuales ni siquiera me acuerdo de haberlos escuchado por primera vez, como si siempre hubieran estado ahi. Luego otros que me han acabado gustando con el transcurso del tiempo. Y otras veces, como esta, en las que hay amor a primera vista, en las que pienso: "no me puedo creer que haya pasado toda mi vida sin haber escuchado esto".

You know you're right, la canción nueva (para mi no, yo era nueva en todo). La canción era cojonuda, estaba guay, pensé cuando la oi por primera vez. Pero segui escuchando el disco y por primera vez no sabía qué tipo de música escuchaba, me había impresionado un mogollón. Sobre todo porque estaba empezando mi adolescencia y me iba todo eso de sentirme incomprendida "I'm so happy, cause today I found my friends, they're in my head", y sentirme una mierda a la vez que superior ante todo/todos. Y sentía esa conexión con Nirvana. Entonces, pensaba que las únicas personas capaces de comprenderme eran Nirvana y mi amiga Cris.
Es curioso, pero a partir de la versión de The man who sold the world que salía en este disco, descubrí a Bowie. Me encantaba, igual que me encantó el concierto en la que la tocaban, Unplugged in NY. Notaba cómo la música me recorría el cerebro, no sé cómo explicarlo sin que suene cursi ni infantil, pero era algo parecido...
Heart-shaped box fue mi canción preferida de Nirvana... hasta que escuché el In Utero y descubrí Frances farmer will have her revenge in Seattle. Por about a girl podrían haber ganado un premio nobel... La verdad es que podría extenderme muchisimo comentando este disco, que está, a mi gusto, bien hecho, aunque eche de menos algunas canciones, y sobren otras, pero es lo de siempre: por mucho que odie yellow submarine y imagine, caen siempre en algun recopilatorio de los Beatles.
Con Nirvana empezó mi etapa grunge, empezó tercero de la ESO y mi único año problemático. A pesar de que vivi momentos "dificiles" (que ahora se quedan en rabietas sin sentido, como pasa siempre), lo recuerdo bastante bien. Probablemente porque también fue el año en el que descubrí más música, conocí a Carlos y a Manuel... (y creo que nada más, sólo tenía catorce años, no me dejaban apenas salir). Lo que mejor recuerdo es esa sensación de sentirme terriblemente especial, porque me imaginaba que sería la única persona en el mundo a la que podía emocionar tanto una canción. Qué mona era.

domingo, 6 de junio de 2010

Where I thought was fire, was only smoke

Hoy estaba en el gimnasio, como alternativa a empezar a estudiar mercantil, y después de días escuchando música de modo aleatorio, ni un sólo album completo, salió la canción "pull away/so many times" de Dust. Y entonces, como muchas veces me pasa, recordé los momentos en los que ese disco fue el centro de atención, y fueron recuerdos tan fuertes, tan vivos... que se me ocurrió que, ya que fui incapaz cuando estuve en casa de ordenar mis discos autobiográficamente, podría recordar poco a poco los discos que más me han influido y los recuerdos a los que los uno. Sobre todo porque hay muchisimas cosas que no recuerdo, y porque tiendo a relacionar años con discos. Así empiezo con:

DUST - Hard Attack (1972)


no se dejen engañar por la portada, no es power metal, ni viking metal, ni nada por el estilo

Si quisiera convencer a alguien para que escuchara este disco le diría que fue el grupo en el que tocó Marky Ramone antes de en los Ramones. Pero sería hacer trampa, a pesar de que es verdad, poco tienen que ver Dust con los Ramones. Además, yo en ese entonces odiaba el punk, asi que poco me importaba que tocara ahi un Ramone. Son de Nueva York, de principios de los setenta, y el disco yo diría que es hard rock. No sé con quién compararlos, quizá con Captain Beyond, pero no se me ocurre ningún nombre más... aunque suelen decir que es heavy rock (puede ser, pero a mi esa etiqueta no me dice nada)

Descubrí este disco en 2004, yo tenía 16 años y fue el año en el que descubrí a mis grupos preferidos en la actualidad. Muchos de ellos gracias al foro de rock de Ociojoven, otros por equivocación (uno de los Outlaws que bajé sin querer por soulseek, cotilleando en los archivos de un vecino), el resto investigando. El mayor recuerdo que tengo de este disco es de escucharlo al salir del colegio una semana que tenía que coger la guagua para ir a casa. Fue el primer año en que cogía la guagua, y al principio me encantaba porque así me sentía más responsable, pero esa tontería me duró dos semanas. Yo estaba empezando 4º de ESO y fue uno de los mejores años. Conocí a mis mejores amigos, lo pasé bien en el cole, iba a kung fu todos los lunes, miércoles y viernes religiosamente. Empecé a salir por las noches, hacíamos trastadas en el colegio, hasta disfrutabamos de las clases de física.
El disco es perfecto. Me acuerdo que durante meses mi frase del messenger fue "waiting for something that is never coming, so I guess I'll be on my way", que es la frase con la que se abre la primera canción, que la escuché cuarenta millones de veces. Pero sin duda, la mejor canción es Suicide, que realmente inspira... si, es una buena muerte, tocar la guitarra electrica mientras llueve.
Otro recuerdo bastante tonto que tengo es el de cantar "how many horses" en español (imaginense... "cuántos caballos" una y otra vez), es una canción medio country, lenta, con una batería que no pega nada. Esta canción podría ser de Lynyrd Skynyrd si el cantante fuera un poco más redneck, pero el solo es lo mejor, sin duda.


Ahora, no me puedo creer que hayan pasado ya siete años...