sábado, 31 de julio de 2010

Broke, spent, I still marshall all my strenght when big bands play!

SPARKS - a woofer in tweeter's clothing (1972)



En el verano de 2008, estudiando para mi ultimo exámen de septiembre en la ULL, y disfrutando de los ultimos días en Tenerife, descubrí Sparks. Saber qué fue lo que me llevó a escuchar Sparks no tiene dificultad, para entonces ya tenía lastfm y es una ayuda. Para entonces estaba en el fin de mi etapa post punk y volviendo progresivamente a lo clásico.

Sparks siempre me han recordado a Queen, por lo teatral, lo enérgico de sus canciones, las orquestas... Pero Sparks son más agresivos.


Para mi son inclasificables, he oido de todo: que son proto punk, rock clásico, post punk, new wave... Para mi serían new wave, pero un new wave terriblemente adelantado.

Es uno de los grupos que nunca sé decir por qué me gustan, por eso puedo comentar poco del disco. Sólo que estuvo conmigo en los días finales en Tenerife y en los horribles primeros días en Madrid. Mi llegada a Madrid fue precipitada: echaba de menos a mis padres antes de que se hubieran ido, echaba de menos a mi novio al que iba a ver en dos semanas, y por unos días en los que sólo hacía papeleo en la universidad y mudarme a la residencia, escuchaba sin parar Sparks. Supongo que me animarían, ¿a quién no anima la versión de Do-re-mi, la canción de sonrisas y lágrimas? Hasta me sentía identificada con la protagonista de Girl from Germany.


Pero la canción de Sparks que más recuerdo del momento de entrar en la residencia es Roger (que no es de este disco, sino del primero). Recuerdo el olor a café y el sabor a media luna con jamón y mantequilla y lo relaciono con lo extraña que me sentía durmiendo por primera vez ahi.

Sparks son muy inquietantes, imprevisibles e histriónicos, y por eso me enganchaban tanto. Además, abusaban del teclado y el renacimiento en sus temas, lo cual siempre me ha encantado.


Sigo en Canarias, aprovechando al máximo este mes, que ya dentro de poco otra vez de vuelta a Madrid. Mudanza, calor y exámenes, qué atractivo...

sábado, 24 de julio de 2010

Wait till summer comes along

Es increible cómo cambia mi vida cuando vengo a Tenerife. No sólo la música que escucho (que ultimamente es más el panamericano, las punchi punchi y locuras electrónicas tipicas de la costa y del gimnasio), sino mi ánimo y mi forma de vida.
Estoy terriblemente relajada con todo. Me pego medio día conduciendo en vez de coger el tren a todas partes; si me apetece salir a dar una vuelta con mis amigos no tengo mas que pensarlo, me hacen todo en mi casa. Mi responsabilidad ha pasado a ser cero, y se puede decir que esta felicidad significa que estoy de vacaciones.
De vacaciones sin estudiar, sin trabajar, igual que cualquiera de los alemanes que vienen en familia a quedarse un mes aqui, o los estudiantes que vienen de fin de curso a volverse locos con las fiestas del Puerto. Yo hago lo mismo: estar con mi familia, que me cuiden indefinidamente, salir con amigos por ahi, ir a las verbenas y ponerme roja como un tomate en cuanto salgo a la calle.
Por eso cuando me planteo mi futuro y se me pasa por la cabeza la alternativa de venirme a vivir a Tenerife, con lo bien que se está aqui y lo cómoda que estoy, sólo pienso que las vacaciones no duran eternamente, por mucho que me fastidie, y sobre todo que mi vida está en Madrid. Mi vida con todo el paquete. Echar de menos a Tenerife es lo que más especial la hace.

martes, 20 de julio de 2010

You wake up lost in an empty town

Para inspirarme en el disco que iba a comentar hoy, me he metido en una cuenta que me hice una vez, cuando intenté hacer una lista de mis discos preferidos (y fracasando). Esta lista fue creada hace cuatro años, y aparte de que mi inglés era peor, poco han cambiado mis gustos http://rateyourmusic.com/list/miadubois/my_favourite_albums, por si a alguien le interesa. Tengo otra lista más, y otras cosas, la página está bastante bien.


Y el disco de hoy es...


RUSH - 2112 (1976)










Este es uno de los discos especiales. En mi lista es el segundo de mis discos preferidos, y no me extraña que estuviera en un puesto tan alto, porque hoy lo encontré entre mis cds y creo que es el disco más cascado de los que tengo (y eso que los originales los cuido como si no fueran míos).

Y es uno de los discos especiales porque me enamoré de él a primera vista. Si me acuerdo de cuando conocí este disco es porque el otro día encontré la factura de cuando lo compré!!! (lo guardo todo). Y no me acuerdo de la fecha exacta pero sí el año: 2004. Creo que ya he hablado de este año, con Dust, es que fue el año clave musicalmente en mi caso.

Este es otro de los discos que no sé qué es, yo diría que es hard rock de los 70. Algunos lo llaman progresivo, aunque no sé que le ven de progresivo, creo que es que la primera canción dura 25 minutos, pero bueno, creo recordar que hay alguna que otra canción de iron maiden larga, ¿no? También hablan de cosas raras, como otros planetas, la vida en el futuro y cosas místicas, pero eso no creo que eso lo haga rock progresivo. De todos modos, da igual.

Recuerdo comprar este disco con lo que había ahorrado de mi paga, y llegar corriendo a mi casa, como hacía siempre, poner el disco en la minicadena, y tirarme en la cama a leer las letras mientras lo escuchaba. No me acuerdo por qué llegué a tener curiosidad por este grupo, pero creo que precisamente fue porque antes de esto me gustaba muchisimo el rock progresivo, y una cosa llega a la otra.

Lo escuché una vez, y me quedé alucinada con todo. La verdad es que puede que sí haya una relación con el rock progresivo, y es que me recordaban muchisimo a yes, que era uno de mis grupos preferidos de entonces, pero éstos eran más cañeros.

No sé por qué pero este disco me recuerda a aquellas peliculas de los setenta como 2001 o soylent green, que imaginaban el futuro (nuestro presente) apoteósico, con muebles blancos y formas redondeadas. Fue el disco con el que conocí a Rush, y ahora que lo oigo cuando lo pongo en el coche, sigue fascinándome tanto como antes. Y eso es lo guay de la música! Normalmente, en seis años me he aburrido de muchos de mis amigos, del color de mi cuarto, de mi forma de vestir... pero no de Rush. Y eso tiene mérito.

viernes, 9 de julio de 2010

La donna e mobile

Estoy en Tenerife. Y como siempre, parece que en dos semanas he hecho todo lo que tenia pensado hacer en todo el verano (salir con mis amigos, ir al gimnasio, conducir, ver el futbol con mi padre, estar con mi madre, y jugar a la xbox).
Pero anoche, volví a no poder dormir como cuando estaba en Madrid. La sensación asquerosa de no poder controlar todo lo que quiero tener en mi mano es la única que viaja conmigo, porque de resto es increible lo que un cambio de aires puede hacer, estoy contenta.

Iba a comentar un disco, pero no estoy inspirada, además mi hermano y yo estamos flipando con el pa-panamericano y asi es dificil escribir sobre discos.

Volveré pronto.