lunes, 6 de septiembre de 2010

Trainwreck

Ultimamente estoy un poco suave. Suave en el sentido de sensiblona. Por eso hoy les presento...


Bob Dylan - Blonde on blonde (1966)




En realidad, si voy atrás en el tiempo y pienso en Bob Dylan, recuerdo sólo momentos tristes, depresivos. Sobre todo tiempos de insomnio, como ahora.
Cuando estaba terminando el colegio, meses antes de hacer la PAU, hubo una época en la que no me dormía NUNCA hasta por lo menos las 3 o 4 de la mañana. 2006, cuando cumpli los dieciocho años, fue mi segundo año más loco y extraño. No dormía por la noche, llegaba del cole a las dos, veía un poco la tele, y me acostaba en mi cama mientras oia Bob Dylan hasta las 6 o 7 de la tarde. Recuerdo que fue un mes o así bastante triste, y eso que tenía a mis amigos, salíamos todos los fines de semana religiosamente y me divertía, pero yo simplemente estaba descontenta. Igual que ahora.
Nirvana decían en Frances farmer will have her revenge in Seattle: "I miss the comfort in being sad". Pues bien, yo también, cuando estoy triste quiero sentirme hundida de verdad, escuchar música que me hunda aun más y llegar a lo más hondo. No sé por qué, supongo que será para después salir adelante, porque siempre se sale adelante y eso es indiscutible. Pero, Dios, si yo me empeño en estar triste, ya puedo sacar un ocho en procesal, o ganar mil euros en la quiniela, que voy a seguir pensando en que todo es una mierda.

Siempre crei en la idea de que era malo hacer saber a los demás que no estás pasándolo bien, y eso pensé hasta que "aprendí", no sé si para bien o para mal, que estar con gente ayuda a no pasarlo tan mal. O al menos contarle a alguien por lo que estás pasando, por eso puede que esté manchando mi blog con esta mierda de reflexión.
Y lo que me pasa ahora, lo que de verdad me pasa es que es septiembre, y acabo de llegar desde mi casa, con mi cuarto color rosa y lleno de fotos y discos, al cuarto color nada y medio vacío; he pasado de no parar de oir y ver a mi gente a estar completamente sola, y además, no puedo decir lo que digo siempre que vengo a Madrid (porque aunque hoy esté asi, me encanta vivir en Madrid), que es que cambio cosas buenas de Tenerife por cosas buenas de Madrid. Porque estoy en exámenes y no es divertido, y porque intento pasar la mayor parte fuera de aqui para no trabarme aun mas. Es una mierda.

Y aunque tenga momentos de euforia y piense que esto es como un precio que hay que pagar para lo bueno que viene después, no hay premio futuro que valga ahora, porque lo cierto es que 24 horas pueden hacerse eternas si todo parece que viene contra mi, y no hago nada para remediarlo.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Road Trips

The Eagles - Hotel California (1976)






El disco de hoy, junto al Rubber Soul y el Wish you were here, es quizá uno de los primeros discos que memoricé durante mi infancia. Este disco refleja prácticamente la mayoría de los road trips que hice con mi familia.
Todo el mundo ha escuchado la canción Hotel California, normal: es brutal. Llevo oyendolo tanto tiempo que es como si hubiera nacido con él, pero lo cierto es que cuando los road trips acabaron y ya nos hacíamos mayores, retomé a los Eagles, y me di cuenta de que un buen disco era, pero tambien descubri los grandes bajones de intensidad que tenía. Cosas de las que no me daba cuenta con diez años, porque me eclipsaban Hotel California, New kid in Town y The Last Resort. Además, la sensación de tranquilidad que me daba estar en el coche con mi familia. En muchas ocasiones ibamos por sitios peligrosos, mis oidos sufrían los cambios de presión y tenía vértigo, pero me daba igual: yo sabía que con mi papi al volante no iba a pasar nada. Asi que simplemente me ponía cómoda, miraba por la ventana, y escuchaba en silencio a los Eagles.
Me encantaría volver a tener esa sensación de seguridad, de protección. Con el tiempo, me han empezado a dar mucho más miedo los coches y mi vértigo se ha agravado. Y no sólo eso, ahora "revisitando" el Hotel California, me doy cuenta de que no es un disco tan tan tan tan bueno como pensaba de pequeña, cuando Wasted Time casi me hacía llorar.

(Aun así, si mi hermano algun día llegara a leer esto, que quede claro que me encantan los Eagles y me siguen gustando, pero ya no es lo que era antes. Ojalá)

viernes, 3 de septiembre de 2010

out of my head!

No poder dormir es una putada. Más alla de las causas por las que no pueda dormir, lo cierto es que no puedo, como suelo hacer, culpar constantemente a los cambios, porque he tenido epocas de insomnio desde hace bastantes años, incluso cuando estaba en mi habitación y en mi cama de siempre, y tenía que levantarme a las siete de la mañana para ir al colegio.
El caso es que es una putada. Anoche no pude dormirme hasta más de las cuatro, habiéndome levantado el día anterior a las ocho de la mañana para estudiar. Hoy, después de todo el cansancio acumulado y haber dormido cinco horas, sigo igual.
Lo peor de todo esto es que si no duermo al menos seis horas, al día siguiente estoy derrotada: irritable, triste, no me puedo concentrar... imagina esto en epoca de exámenes.
He probado de todo: he hecho un examen, he estudiado, me he machacado en el gimnasio y nada. Tengo una sensación de cansancio horrible, que no me deja aprovechar ese tiempo de más que se supone que tengo a mi favor, lo cual es MUY frustrante.
Lo peor de todo esto es que en realidad me gustaría ser una persona de día, no me gusta estar despierta por la noche, ¿para qué? Me gusta despertarme temprano, desayunar, aprovechar la luz natural al máximo posible, pero está visto que es imposible.

Parece ser que el jet lag me está dando duro esta vez...

http://annavananna.blogspot.com/2009/05/im-so-tired-i-havent-slept-wink-im-so.html

jueves, 2 de septiembre de 2010

Res de res

Acabo de borrar una super mega entrada porque soy tan terriblemente supersticiosa que tengo miedo de que el destino me la juegue, ahora que todo va bien.
Estoy en Madrid de nuevo, después de unas vacaciones estupendas con mi familia y mis amigos, y empieza otro año. Genial, porque lo primero que veo al pisar Madrid es al chico más guay, auténtico y perfecto del mundo (y es mio, zorris), y por esta razón la depresión post-vacacional está siendo leve, a pesar de que mañana tenga un examen (y luego otros dos más) y eche de menos a mi gente (Carlos, eres insustituible y te quiero, ya lo sabes)

Hasta pronto, TF