sábado, 29 de enero de 2011

Countdown to extinction

Nadie lo sabe porque no me lo registra el lastfm, pero he pasado de escuchar If I Fell a escuchar el peace sells de Megadeth en youtube porque, de repente, a las 2:16 AM y después de estudiarme la letra de cambio, me ha apetecido


Megadeth - Peace sells (1986)


Que no cunda el pánico, no voy a hablar de este disco, aunque es un discazo. Qué recuerdos me trae de mi época loca del bachillerato :)

El hecho es que, como ya dije, es de madrugada y no puedo dormir. He aprovechado la noche, pero no el resto del día, que ha sido un continuo despropósito de intentar estudiar, fastidiando con llamadas sin sentido a mis padres y a Alfonso.
Estamos en época de exámenes, la más larga de mi vida. No sólo he estado trabajando desde que empezó el curso, sino que hemos tenido exámenes desde principios de diciembre, y me pasé todas las navidades estudiando a tiempo parcial, intentando aprovechar las tres cortísimas semanas que tenía para estar con mi familia.
Y por eso, a 29 de enero, estoy terriblemente cansada, como no lo he estado nunca. No sólo físicamente y mentalmente: nos han dado mil palos en todos los exámenes, estamos sometidos a una presión enorme, y el tiempo corre, corre, corre. Y eso por no hablar de las expectativas de futuro, laboralmente hablando... Y claro, todo suma, y acabo como hoy: a falta de tres exámenes por hacer, me siento como un vegetal. Si he vuelto a escuchar megadeth, ¿necesitais más pruebas?

En fin, queda claro que estoy desanimada. Que todas las noches me voy pensando a la cama que mañana será otro día y que cada vez queda menos para acabar, y que seguro que al día siguiente va a hacer menos frío que el anterior. Pero qué voy a decir, muchos estamos pasando por esto, y quejarme no sirve de nada.

Por cierto, he encontrado un mix de canciones de Megadeth, y os sorprendería conocer cuántas canciones me sé al pie de la letra de ellos ;)

martes, 11 de enero de 2011

Old man blues is going to try to find you everywhere!

Lo bueno de poner el aleatorio es recordar que hubo un momento en que me obsesioné con tal o cual grupo, y volver a escucharlos y entender por qué estaba tan omnubilada por ellos.
Y hoy me pasó con los Remains


THE REMAINS (1964-1966)



Todo empezó cuando descubrí los Nuggets, el recopilatorio de garage americano de mediados de los 60. Ese recopilatorio me enseñó la mayoría de los grupos que más he escuchado y que más me gustan, y los que hicieron que el garage se convirtiera en mi género preferido durante mucho tiempo.
Además creo un antes y un después, porque no sólo descubrí grupos de garage puro, sino que empecé a tomarle cariño al punk, y más tarde, empezar a tener fe en la música de mi generación, al descubrir el garage punk (que aunque poco, tiene algo que ver y fue gracias al garage auténtico como llegue a ellos), como a los Black Lips o a Jay Reatard, principalmente.
Recuerdo que al conocer los grupos que salían en los Nuggets, la frase que más decía entonces era: "no sé cómo no pueden haberse hecho famosos".

Ya hablaré largo y tendido sobre los muchos grupos que descubrí gracias a los Nuggets, pero hoy, en especial, Barry and The Remains.

La mayoría de las referencias que hacen de los Remains se dirigen a la gran influencia que grupos como los Kinks o los Rolling Stones (especialmente estos) tuvieron en ellos. Yo nunca escuché seriamente a los Rolling Stones, pero sí a los Kinks, y aunque es cierto que algo hay, los Remains tienen, a mi parecer, más potentes que ellos. También claro, son posteriores... y americanos.

Siempre he pensado que el garage rock es una mezcla de muchos estilos que me encantan: la british invasion, el soul y el rock and roll. Y de ahi el éxito que ha tenido conmigo. Y si hay, para mi, un grupo referencia en el garage, son los Remains.
Me obsesioné tanto, tantísimo, con ellos, que soñé una vez que unos turistas me cantaban Ain't that her en un bar en el sur de Tenerife. Don't look back fue el tono de mi movil durante muchisimo tiempo. Y Why do you cry fue la primera (y unica, hasta ahora) canción que pedi en el Louie Louie, a un pincha que desde luego, no se lo esperaba por la cara que me puso.

Y sigo pensando que es uno de los grupos que debieron haber sido más conocidos de lo que fueron en su momento, y que ese status de culto que tienen ahora no es suficiente para ellos.
Pero a cuántos grupos les habrá pasado lo mismo!