domingo, 20 de marzo de 2011

Sunday Morning

Odio los domingos. Y la razón es muy sencilla: porque no tengo amigos aqui. Y bueno, antes estaba Alicia, pero ya no. Y al menos los otros fines de semana tenía futbol, pero hoy ni eso.
Y en Tenerife solía ir a ver a mis abuelos, comer tardísimo en casa y hacer una sobremesa larga, y a veces quedar para ir a tomar algo con mis amigos por la tarde (a las 6 al magnum, siempre intentamos cambiar de bar o de hora, pero nunca nos llegamos a decidir), y hoy ese plan es el que me da más nostalgia porque ha empezado a hacer calor y no tengo ni amigos, ni magnum, ni barraquito con hielo.

Bueno, y especialmente que hoy estoy un poco boba, por eso le doy más importancia, normalmente me contento con ver/escuchar el partido del Tenerife, ir al gimnasio, hablar con Carlos y vaguear, y el domingo se convierte en un dia pasable.

El otro día escuché de casualidad otherside, de este disco

Red Hot Chili Peppers - Californication (1999)



y me trajo unos recuerdos impresionantes, en tandas. El primero, de cuando lo escuché por primera vez. Esto fue sobre 2001 o así, alguna vez había visto en MTV el video de Californication y me encantaba. Tanto el video como la canción. Me acuerdo que entonces, mi vecino me grabó el cassette con el disco, y tengo un recuerdo vivísimo de llegar mi hermano y yo del colegio y, en una de las pocas veces que almorzamos solos, escucharlo mientras comíamos pasta.
Luego recuerdo que en la cafetería del club a donde iba todos los días religiosamente con mis amigos en verano, en la tele salió un video que era: a) aeroplane b)otherside, y me acuerdo de verlo todos calladísimos mientras merendábamos. Y recuerdos pequeños en los que aparecieran los red hot muchísimos... y casi todos buenos.
Después, mi recuerdo/sueño recurrente es relativo a road trippin', la ultima canción del californication. Antes de tener carnet, siempre me imaginaba que escucharíamos esa canción cuando mi amiga Cris cumpliera los 18, se sacara el carnet, y nos fueramos de viaje ella y yo a Estados Unidos en un Cadillac rosa. Al final creo que lo hice un poco realidad, pero por la carretera de Icod y con un alfa romeo 147 y con Roque (de hecho creo que no eran ni los Red Hot, era Crabby Appleton, una que se hace más sofisticada con los años)

Este disco me recuerda muchísimo al verano y la epoca en la que tenía 13-14 años. Por eso, aunque ahora ya no sean santo de mi devoción, escucharlos de vez en cuando mola.