jueves, 9 de febrero de 2012

University Stories: Primero (Nuggets + Chocolate Watchband)


El motivo principal que me ha mantenido alejada de la blogosfera ha sido el que ocupa la entrada de hoy y de las siguientes: la universidad. Y con este especial, pongo fin a ese ciclo definitivamente, para abrir paso a otro que cada día parece más complicado y sabiendo que, aunque las perspectivas de futuro sean oscuras como poco, siempre estará el rock and roll para hacernos olvidar lo que ahora nos espera.
Durante mis años de universidad pasé por varias etapas y obsesiones musicales: de hecho recuerdo las cosas que hice cada año, y dónde estaba, por la música que escuchaba cada uno de ellos. Desde el garage más elemental al post punk más elaborado y rocambolesco en mi primer horrible año en la Facultad de Derecho, hasta llegar al punk más primigenio y básico (sí, mi evolución no tiene ni orden ni cordura), e incluso, coqueteando con la new wave más histriónica y decadente de los años ochenta.

Y en medio del desastre que fue mi primer año, marcado por la desilusión y el odio hacia mi carrera, descubrí algo que compensó con creces todas aquellas mañanas y tardes perdidas vagabundeando por las distintas cafeterias y la sección de biografias de la biblioteca: el recopilatorio de los Nuggets: Original Artyfacts from the First Psychedelic Era (1965-1968)









Este recopilatorio no sólo me descubrió una mina de oro enterrada y totalmente desconocida para mi, sino a algunos de mis grupos preferidos, y sobre todo, el estilo de música más perfecto que he podido conocer. En un principio me pareció una mezcla entre la inocencia de los pajaritos, árboles y cielos claros de Billy J Kramer and the Dakotas o Gerry and the Pacemakers y toda la British Invasion en general, clarísima influencia del garage, mas el toque americano que tantos british habían ansiado conseguir. Y todas las canciones (teniendo en cuenta que eran el ejemplo de lo mejor que había entre lo habido), eran diferentes, en ocasiones extremadamente diferentes. La versatilidad del garage. Porque entre los Seeds o los 13th Floor Elevators y los Amboy Dukes hay un universo.

Guitarras rápidas, teclados desquiciantes, blues, beat, soul, y los Beatles y los Kinks y los Animals. Instrumentos indios, rock and roll, mucha potencia, y rabia. Y para mi, lo que tenían estos americanos adolescentes que estaba descubriendo es lo que le faltaba a los grupos del Merseybeat que tanto adoraba: esa rabia que les hacía aporrear todo lo que pillaran, hasta una pandereta, como Captain Beefheart en Diddy Wah Diddy.


Lo más extraño es que descubrí los Nuggets por uno de los grupos que tienen varias canciones en el recopilatorio: Chocolate Watchband. Y de la manera más extraña posible: un disco de versiones llamado Inner Mystique







Inner Mystique es la vertiente más psicodélica de Chocolate Watchband, tiene un toque arabesco y exótico, típicamente psicodélico (aun sin desviarse del rock and roll) que le aleja del sonido de cualquier otro disco firmado por ellos. Está formado por básicamente por versiones, y no de temas cualquiera, de tal calibre como:

In the Past - Es mágica la versión original, de We The People
I'm not like everybody else - The Kinks
Medication - The Standells
It's all over now, Baby Blue - Bob Dylan
I am no miracle worker - The Brogues

Apuesta arriesgada, ¿no? Teniendo en cuenta que muchas veces las versiones tienden a ser o extremadamente parecidas a la original y aportar muy poco, o a ser extremadamente diferentes y ser una locura, directamente - el caso de Inner Mystique es como el de muchos grupos de garage de la época: al final acabas dudando si el alumno ha superado el maestro. Qué bien queda ese sitar en I'm not like everybody else.

Lo mejor de todo esto es llegar al momento típico de escepticismo con este tipo de grupos: "seguro que el resto de discos son una basura", o "no creo que pueda soportar ese instrumento tan raro otro disco más". Pero, haciendo gala de una gran versatilidad y talento, los otros dos discos de Chocolate Watchband -el primero, No Way Out (1967) y el tercero, One Step Beyond (1969)- son dignos de mención, en especial el primero, un disco de garage rock mucho más accesible y con temas tan brutales como Are you gonna be there o Let's talk about girls. No es de extrañar que estos dos temas y otro más (Sweet Young Thing) salieran en el mejor recopilatorio de los primeros años del garage.

7 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Ana, me alegro de que hayas terminado la etapa de la universidad satisfactoriamente. Enhorabuena. Ya suponía que los exámenes estarían detrás de la ausencia. De los grupos que mencionas ni idea (¡vaya novedad pensarás!), así que me los apunto rigurosamente en mi lista de aventuras musicales pendientes. Como a fin de cuentas la música es la banda sonora vital de cada uno es algo entrañable pasar por distintos grupos y géneros para así asociarlos a alguna etapa o año concreto. También es mi caso.

Un abrazo

Tyla DeVille dijo...

Qué me gusta leerte de vuelta, Anna. Coincido de pleno contigo, mi dieta musical picotea de muchas fuentes, pero creo que, a estas alturas de la película, el R'n'R de raíz Garagera es el sonido por el que me siento más "representado", y valores como inmediatez, pasión y actitud predominan sobre técnica, virtuosismo y demás: Para mí, claro.

Debo escuchar más a los Chocolate Watchband, todo quisqui habla maravillas de ellos, y tu me los acabas de poner en bandeja a lo grande.

PD1: I'm not like everybody else, menudo temazo más infravalorado.

PD2: Yo la guitarra, tú el bajo... Que single a lo Nuggets podríamos grabar!

Rock On!

Agente Cooper dijo...

Cuando me hice con la box-set de 4 CD´s de Nuggets los cortes de Chocolate Watchband (gran nombre por cierto) son los que primeramente llamaron mi atención, con esa voz tan "jaggerizada".
Hay mucha miga en esta recopilación.

Saludos.

anna van anna dijo...

Cuttlas, muchas gracias, me alegro de volver a verte por aqui! :) La mayoria de mis recuerdos están asociados a canciones o a grupos, me gusta pero también tengo grupos "gafados" precisamente por asociarlos a malos momentos jeje. Un abrazo!

Tyla, es que eres el Rey de Garage Land! Espero que te gusten Chocolate Watchband, echale un ojo al No Way Out, es una pasada.
Y si, nuestro single sería la leche! (siempre que tú cantaras, claro jaja) Un abrazo!

Agente Cooper, si es cierto que la voz recuerda mucho a Jagger, y no solo la voz! Se ve la influencia stoniana. El Nuggets es la mejor recopilación que me he encontrado en mi vida, mucha calidad en mucho espacio. Un abrazo

Johnny dijo...

Es que querida, los Nuggets tienen más nutrientes que los Krispies para desayunar, en otros tiempos fue la vía de entrada de revival de ciertos sonidos. Te digo una cosa, a mí me pasó al revés algunos años antes. Me sirvieron para descubrir entre otros a los Chocolate Watchband. Me congratula que hayas superado esa etapa en los estudios. Saludos.

David C. dijo...

Bien por el descubrimiento.

Te cuento que a mi el blog me ha descubierto una faceta de escritor que me gusta harto.

anna van anna dijo...

Johnny, desde luego los Nuggets son una mina de oro. La mayoría de mis top grupos salen de ahi. Un saludo!

David C, los blogs encantan. Muchas gracias por el comentario, un saludo!


Sigo en fase de transición a la vida adulta jeje, intentaré volver a la normalidad cuando pueda!