jueves, 15 de septiembre de 2011

Back in the USA

Tengo un ritual establecido casi desde que empecé la universidad que consiste en que los momentos previos a un examen, tengo que escuchar el Born To Run, la mayoría de veces para autoconvencerme de que me va a salir bien. Y cuando acabo todos los exámenes definitivamente, escucho el Back in the USA de MC5, para dejar atrás las noches sin dormir, la culpabilidad por hacer el vago en la biblioteca y los nervios de antes del examen.



MC5 - Back in the USA (1970)




Pues bien, ayer acabé el examen y como no podía ser menos, hoy tocaba Back in The USA. Mi querido disco divertido, macarra, y electrizante. Lo que nunca me habría imaginado es que iba a acabar celebrando mi fin de examenes escuchando este disco... mientras dormía la siesta. No sé en qué canción me dormi pero me desperté con Miss X del High Time que era el disco que iba inmediatamente después en mi ipod, así que el efecto sedante de MC5 me duró lo que dura el disco entero.
Lo peor de todo es que tengo un insomnio brutal: es raro el día que duerma más de cinco horas, con luz y cualquier tipo de ruido me es imposible mantener cerrados los ojos. Mi dependencia a la cafeína hace las cosas más dificiles, porque para mi, utilizando palabras de Mike Patton, el infierno sería un día sin café o estar en la carcel. Y ahi estaba yo, escuchando mi Back in the USA con la ventana de par en par a las cinco de la tarde.



Si Tyner levantara la cabeza...


Es dificil quedarme con un disco de MC5, porque el Kick out the Jams es de otro mundo y el High Time es otro rollo diferente, quizá más accesible, pero también es buenísimo. El Back in the USA es uno de mis discos preferidos. Es un disco perfecto de rock and roll pero a mil revoluciones más, casi punk. De hecho, la influencia que MC5 tuvieron en el punk es increíble y se ve en este disco. Yo los veo como unos Who americanos. La potencia, el rock and roll y la autenticidad.

Te haces una idea de lo que nos vamos a encontrar cuando el primer estallido es una versión de Tutti Frutti, que si ya es cañera la original de Little Richard esta lo es al extremo, con ese piano loco y una batería totalmente desquiciada. Las canciones duran dos minutos y medio por lo general, con la excepción de Let Me Try, que es el único momento en el que se nos permite respirar, una balada muy fifties totalmente inesperada.

Porque la linea general del disco es totalmente incendiaria. Teenage Lust y American Ruse son los temas que se reparten el puesto de honor en mi corazón. American Ruse es un tema perfecto de rock and roll de arriba a abajo: un riff tremendamente efectivo de tres notas, las guitarras de Fred Sonic Smith y Wayne Kramer interactuando, la voz aguda del showman Tymer, los coros abriendo paso al solo (No! No!) y la guinda del pastel, el fantástico solo revisitando el himno de Estados Unidos justo después de haber dicho esto:


Sixty-nine America in terminal stasis
The air's so thick it's like drowning in molasses
I'm sick and tired of paying these dues
And I'm finally getting hip to the American ruse


MC5 son provocativos y rebeldes, como se puede ver en muchas de las actuaciones que todavía quedan por ahi. Aunque para darse cuenta de esto en su plenitud lo ideal es escuchar el Kick Out The Jams, en directo. Las letras critican la política o la guerra, como The Human Being Lawnmower, "El hombre convertido en cortacesped", que es el titulo de canción más extraño que he visto en mi vida, el tema más crudo del disco. Las garageras High School y Shakin' Street son una maravilla, quizá los mejores argumentos para dar cuenta de lo mucho que les influyó la british invasion y lo mucho que influyeron ellos en el power pop - me imagino a cualquiera de los Ramones con dieciocho años escuchando a MC5 sin parar como yo, hasta durmiendo la siesta.

Con los años, Kramer y el bajista, Michael Davis coincidieron en la carcel por diferentes delitos pero ambos relacionados con drogas. El primer bajista, Pat Burrows, murió hace pocos años. Tyner y Fred Sonic Smith murieron durante los noventa. Antes de eso, Fred se casó con la señora Patti Smith, a quien solían decirle que sólo se había casado con él para no tener que cambiarse el apellido. Un final tristemente digno de una banda de rock and roll. Muy corto, pero muy intenso.

Motor city is burning!

10 comentarios:

Mario dijo...

De éste grupo me ha gustado escuchar "rambling rose", también no está mal kick out the jams y motor city is burning, se nota muy buen rock (excelente la bateria y las guitarras) y es cierto que con inclinación al que sería el punk. Interesante grupo. Muy buena reseña. Siempre es un gusto compartir buena música en tu bitácora. Un abrazo.

Mario.

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Anna, yo también tengo algunos temas musicales para diversos momentos, incluyendo piezas de bandas sonoras que me han marcado. La B.S.O. de "La Delgada Línea Roja" (compuesta por Hans Zimmer) encierra el tema "The Journey to the Line", que me pongo a veces en momentos de concentración y reflexión. Cuando tengo melancolía escucho el adagio de la quinta sinfonía de Mahler (en el cine siempre unida a "Muerte en Venecia", de Visconti). Y para motivarme deportivamente nada mejor que el "Gonna Fly Now".

Un abrazo

anna van anna dijo...

Mario, muchas gracias por pasarte por aqui y por tu comentario! Todos los temas que nombras son enormes, pura energía y rock and roll. Un abrazo.

Cuttlas, muchas gracias por comentar. Jejeje gonna fly now, qué buena, a mi me motiva más eye of the tiger aun asi :P Y Dios mio, la quinta sinfonía de Mahler es preciosa. Muy buena elección para esos momentos. Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

El "Kick Out the Jams" y el "Back in the USA" son dos discos tremendos, "High Time" también está muy bien, aunque en mi opinión es algo inferior.

En fin, MC5, más grandes que la vida.

Time to testify, brothers and sisters!

Al dijo...

Bravo!! Si sigo diciendo "esta es de mis entradas preferidas" no me vas a creer, pero es verdad es que es muy buena, sigue así Anita.

Bueno el ritual lo alargaste un poco más porque un día después también estabas escuchando MC5, y yo también en el ipod, que casualidad!

Yo conocí a MC5 bastante pronto, a los 16 o así, cuando me encantaba el punk y no escuchaba otra cosa; lo raro fue que mi canción preferida de ellos en aquel momento era High School que no suena absolutamente nada a punk jeje

Un beso.

anna van anna dijo...

Mobius, totalmente de acuerdo contigo, el High Time es bueno pero no llega al nivel del Back in the USA, aunque tiene muy buenos momentos como Sister Anne o Over and Over que me encanta.

Al, muchas gracias! Lo del ipod fue una pasada jeje, además hacía tiempo que no escuchaba MC5. Cuando te conocí creo que estabas también muy enganchado a ellos, fue suerte que por la epoca estuvieramos mas o menos escuchando casi lo mismo :) Un beso!!

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Pues mira que para mí "High Time" es, no sólo su obra maestra, sino una de los mejores discos de la historia del rock. Obviamente, el primero es esencial e influencia eterna, y "Back In The USA" es muy bueno, pero los Cinco desarrollaron al máximo su potencial en el tercero.

Te enlazo.

Saludos.

anna van anna dijo...

Gracias por pasarte por aqui Gonzalo. Coincido contigo conque el High Time es un disco magnífico, pero desde mi humilde opinión, a mi los dos primeros me parecen más especiales. Más frescos, agresivos, juveniles, más MC5, con todo lo que eso conlleva.

Un saludo

Tyla DeVille dijo...

Menudo descubrimiento, tu blog!

La figura de Jon Landau se perfila alargada en tu dieta musical en época de exámenes! En mi caso, es mi favorito de los Five, aunque una producción más "cruda" no le hubiese hecho ningún mal, ¿No crees?

Rrrrrrock On!

anna van anna dijo...

Muchas gracias Tyla!

Jaja si, hay mucho de Landau normalmente en mi vida! Y sí, probablemente le habría venido muy bien una producción más durilla, se habría explotado al máximo lo que ya es una pasada, pero en fin!

Un saludo