viernes, 30 de septiembre de 2011

Hush, Hush, Sweet Charlotte

Siempre me ha llamado mucho la atención la figura del "director de cine". Los directores tienen un estilo normalmente definido, desde luego también evolucionan, pero por lo general se suelen caracterizar por elementos comunes que se ven en cuando se tienen en cuenta las peliculas en su conjunto.

Muchos directores han sido personajes excéntricos y peculiares, sí sí, como tantos artistas; pero lo que más me llama la atención es el morboso sentido del humor por el que eran conocidos muchos de ellos.

Se dice que cuando Tippi Hedren estaba grabando Los Pájaros, Hitchcock regaló a su hija (Melanie Griffith) una muñeca del personaje de su madre. Esa muñeca estaba colocada dentro de una caja de madera... que parecía un ataud y que aterrorizó a la niña. También se dice que la intención de Hitchcock no era que la caja pareciera un ataud, pero ahi está la historia. Aunque viendo este video introductorio del programa "Alfred Hitchcock presenta..."







O a veces, contratan a dos divas de Hollywood en declive que se odian públicamente a muerte y que incluso llegan a las manos en medio del rodaje. Como Joan Crawford y Bette Davis en ¿qué fue de Baby Jane? de Robert Aldrich.

Durante la grabación, Bette Davis golpeó tan fuerte a Joan Crawford que tuvieron que darle puntos en la cabeza. Por su lado, Joan Crawford puso piedras en su ropa para que cuando Bette Davis la tuviera que cargar se hiciera daño en la espalda. Y así fue. Aldrich no podía decir que no se esperaba que esto pasara, y seguro que lo hizo intencionalmente. Me encantan este tipo de historias, esto si que eran mujeres con caracter.


Qué felices se les ve aqui con Jack Warner




Todas las películas que he visto de Aldrich son bastante perturbadoras. Sus personajes son de lo más siniestro, y las historias son enrevesadas y extrañas. Una de ellas es Canción de cuna para un cadáver (Hush hush, sweet Charlotte, 1964), con Bette Davis, Olivia Havilland y mi querido Joseph Cotten.

La presentación de la película hasta los créditos de inicio es tan contundente como efectista. Para dar una idea y no destripar (casi) nada, hay un asesinato. Y la canción de los créditos dice: "chop, chop, sweet Charlotte". Para una mente de lo más morbosa como la mía, no puede haber un inicio tan prometedor.
Por desgracia, me esperaba un poco más de acción en la primera parte de la película. A partir de la mitad adquiere otro tenor, y se cambian las tornas respecto a los personajes, e incluso acabas sintiendo pena por la loca de Charlotte. Ya el suspense se apodera de la película, y hasta el desenlace final totalmente inesperado y cuando se atan todos los cabos, engancha tanto que no puedes dejar de verla.
Hace poco comentaba en otro blog (hablando de otra película del mismo director) que cuando veo una película intento situarme en la época en la que se estrenó, intentando tener la mentalidad de aquellos que la vieron por primera vez. Pues bien, incluso sin trasladarme a 1964, me quedé alucinada con algunas de las imágenes que se ven en la película, los juegos de luces, la maldad de los personajes, el terror en la cara de la dramática Bette Davis.




¿Sensacionalista yoooo?


No es de mis películas preferidas, quizá ni siquiera de las mejores de Aldrich. En momentos se me hace un poco lenta, en parte porque me esperaba otra cosa teniendo en cuenta el fantástico comienzo, pero desde luego merece la pena verla. Aunque sea por ver en quién (según mi opinión, soy un desastre para los parecidos) se pueden haber inspirado los guionistas y los del casting de los soprano para el personaje de Livia Soprano, la madre de Tony.

14 comentarios:

Mario dijo...

Me anoto la cinta que recomiendas, después decir que Hitchcock es conocido por ciertas excentricidades que estaban en su ironía, no hay película suya que no tenga esa fina línea en que algo tiene un tono fresco frente a una complejidad sin perder su significación. Lo de las balas es humor inglés, muy elegante como suelen decir. Y lo de ¿que paso con baby jean? es el sueño de un director, quien no hubiera querido ver a esas dos grandes rivales juntas como importantes actrices y dicho y hecho, se logró una obra maestra. Un abrazo.

Mario.

anna van anna dijo...

Muchas gracias por comentar y ver el video Mario!! Sí, lo de la cura para el insomnio es muy inglés: elegante, negro y con un poco de mala leche ;)
Ambas son actrices espectaculares, sobre todo me encanta Joan Crawford, la conocí en Johnny Guitar y me quedé impresionada por su caracter, cada vez que entra en escena llena la pantalla, es increíble. Espero que te guste la película.
Un abrazo

ethan dijo...

Es una especie de continuación de ¿Qué fue de Baby Jane? y desde luego en su mismo tono. Recuerda algo a "Las Diabólicas" ¿no? Y en fin, con otro duelo interpretativo de viejas damas del cine clásico. Hay que verla.
Saludos!

Tyla DeVille dijo...

Reconozco, no sin cierto corte, que el bueno de Aldrich es alguien a quien no tengo muy controlado, más allá de las "típicas/tópicas" (Doce en el patíbulo, Baby Jane y poquísimo más)En fin, tomo nota de la recomendación, como no podía ser de otro modo!

Rock On!

Möbius el Crononauta dijo...

Robert Aldrich, uno de los grandes olvidados, pero en los 50 y 60 estaba dispuesto a imponer su ley e iba más allá que cualquier otro.

Ésa aun no la he visto, pero ya caerá, por supuesto.

saludos

anna van anna dijo...

Ethan, gracias por comentar! No conozco Las Diabólicas, pero sí, desde luego el duelo entre estas dos grandes es fantástico. Un saludo!

Hola Tyla!! Yo tampoco conozco mucho más del cine de Robert Aldrich, concretamente conozco dos más que las que has dicho, he tenido la suerte de encontrarme con algunas que me han llamado mucho la atención, como esta. Un abrazo!!

Hola Möbius! Recuerdo tu entrada de El beso mortal, la verdad es que Aldrich era bastante provocador, creo que lo comentamos que esa película en su época... pues esta no se queda atrás. Un abrazo!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola Ana, me ha gustado mucho tu entrada. La verdad es que para ser un buen director y ser capaz de controlar un rodaje hay que estar hecho de una pasta especial. Como suelo decir a veces, las buenas películas son tan difíciles de hacer que me parecen milagros. Muchos realizadores están un poco en su mundo (Hitchcock, Lynch...) o bien los rodajes casi les dejan medio majaras (Coppola, Lucas...). Pero supongo que así es el cine.

Respecto a Aldrich creo que solo he visto "Los Doce del Patíbulo", una película con una primera hora magistral pero que se desinfla mucho en la segunda parte. Aún así Lee Marvin está para enmacar.

Un abrazo

anna van anna dijo...

Hola Cuttlas, gracias por tu comentario, me alegra mucho que te haya gustado la entrada. El carácter de algunos directores... uff qué dificil se lo ponían a algunos actores. En eso el experto era Kubrick, aunque seguro que hay miles de anécdotas así.
Con la mala memoria que tengo siempre se me quedan anécdotas bobas como que John Cassavetes tenía un jardín enorme en su casa, y se quedaba filmando hasta las tantas de la madrugada y luego jugando al baloncesto. Decía que no se preocupaba del ruido porque su vecino era Frank Zappa y en fin... poco se iba a quejar porque este tenía un estudio de grabación en su garage jeje ;) Imaginate, tu vecino un director de cine que graba de madrugada!!

Un abrazo!!

anna van anna dijo...

Por cierto, me he acordado de que Cassavetes actuaba en doce del patíbulo, la verdad es que no me acordaba en ese momento pero debió estar todo el rato en mi subconsciente!! Qué cosas mas raras

El Bueno de Cuttlas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Bueno de Cuttlas dijo...

Y lo hacía bastante bien, mejor que Charles Bronson desde luego. Por cierto, el jueves ponen en la sexta3 "Anatomía de un Asesinato" ;-) Por si te quieres ver poniendo en aprietos a James Stewart:

http://www.cine.lasexta.com/pelicula/anatomia_de_un_asesinato/14371

Un abrazo

anna van anna dijo...

Gracias por avisar, qué mala suerte, a esa hora estoy en clase. Aunque un día de estos la cogeré prestada de la biblioteca, estando en Derecho seguro que la tienen ;) Si la ves, disfrutala por mi!

Un abrazo

Emilio Luna dijo...

Totalmente de acuerdo!!A mi me parece una película más bien floja, para los thrillers que se destilaban en la época pero se deja ver muy bien.

Un abrazo.

anna van anna dijo...

Gracias por tu comentario, Emilio! La verdad es que sí hay peliculas del estilo mejores, pero esta tiene algunas cosillas que la hacen bastante interesante!

Un saludo!